Cataluña: actores políticos que ensayaron un mal papel se han convertido en rebeldes sin causa, por lo que no recibirán premio alguno por su estúpida inmadurez.

Comparte este artículo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sobre quienes hacen de espectadores y como se ataca el Fuerte de la Generalitat catalana, asediada.. por unos y por otros.

¿ Quién o quienés le ponen fin a este sainete de desencuentros de sanguijuelas y escorpiones que ya dura demasiado en la cartelera ?, que nos hacen desternillarnos a mandibula batiente o simplemente de espanto atrasado por lo fantasmagórico de los protagonistas, motivado por un actor aficionado y egocentrista, que fué Presidente a dedo y después nominado para seguir vomitando sandeces de un mal guión, consiguiendo con sus loqueras una Catalunya dividida, fracasada al no conseguir su independencia de una España qué como casi siempre demasiado consiente, y que poco a poco vuelve a la normalidad, a la cordura por el efecto mariposa, es decir, el sujeto con aguijón que quería reinar se ha marchado a picotear como un mósquito con lacito amarillo, las cabezas de chorlito de los ignorantes defensores de las causas de antemano perdidas, de esos que todo lo ven desajustado, mal por principio disyuntivo, siempre dispuestos a echar una mano por puro aburrimiento de vivir bien en cualquier país con problemas relegados a resolver por sus propios “mentecatos” y “garrulos”, incluso que no conocen ni tan siquiera como turistas de provecho cultural, de cantimplora con cerveza y mochila dominguera. Y gracias a eso los ciudadanos de a pie, nada que ver con esos politicachos que desean ir y venir en automóviles oficiales, algunos todavía blindados,, se han quedado sin preocupaciones y sin nada a qué reaccionar, restándole importancia al hecho de no percibir que no hay nadie ya cazando abejas, que furiosas volateaban alrededor de un panel de miel que les era ajeno, después de una tormenta verbenera que casi nos cuesta poner orden merecido a golpe ordinario de porra policiaca, de enfrentamiento entre familias que siempre se habían llevado bien, malogrado por éste jodido intento de llevar la bilis muy amarga al río y a la sequedad de un erial, causándoles una alteración nerviosa y el olvido del “seny”.

De verdad nos parece rídiculo, una prueba de falso fervor patrio, hecho a su medida de guiñapo para convertirle en un mártir de trapo, lo que no le vale ni siquiera como excusa para ser simplemente reconocido como un huido de la Justicia y con pistola de fogueo, que bien pudiera ser un plátano, máxime cuando nunca debería verse como un exiliado ese tal Puigdemont y sus silenciosos y aburridos amigos, que ya empieza a desvariar, a caérsele la suela del zapato cuando pisó Bélgica para acomodar su augusta-nefasta figura en un caserón que a saber quien paga sus derroches de vivencia, viajes y política “altruista, partiendo que podría suponerse se debe a los presupuestos de una Generalitat saqueada y a la Grossa de una loteria controlada, para después desplazarse a Dinamarca, ahora a Suiza y mañana a dónde Cristo fué finalmente crucificado, o perdió el gorro en el Monte de los Olivos cuando oraba, sabiendo que Judas le traicionaría como lo ha hecho él con miserabe astucia, poca verguénza y mucho rostro de cobra mal encarada ese tal “Carles”, el hombre egocéntrico, el único, el incombustible, poseído por si mismo y opaco sin fondo, que se cree el “esperado” de un “islam atávico”, confeccionado expresamente a su insulsa figura de gris apariencia y malos presagios, cuando en realidad tanto los suyos como los que él odia, los pobrecitos españoles, lo único que desean es que despierte de un sueño que le llevó como una pesadilla a las puertas de Tannhäuser, para suplicar ser ataviado con una esvástica en el sóbaco por temor a ser detectado, por aquellos que de verdad no van con tantas pamplinas y remilgos, y pueden hacer daño con el dedo en los labios que se entenderá como “chitón”, a quien injustificadamente prende la mecha de un enfrentamiento premeditado de terrorismo político absurdo e innecesario.

O se termina éste tremendo dislate, y volvemos a preocuparnos de lo que realmente importa en una sociedad rasgada, metalmente ultrajada, sin olvidar exigir prisión y recuperación de lo malgastado por cuenta de todos cuantos hayan intervenido en este ofuscado bodrio o fiasco, de intenciones encubiertas por un intento de secesionismo pordiosero, malintencionado y perfumado barato, a título de impedir cualquier lucro y ponerle nombre y apellidos a los responsables civíles subsidiarios, o vamos a empezar a creer que esta serie de varios capítulos pertenece a un experimento de una producción realizada en los estudios de “Gobierno Central Films” bajo la dirección de M.Rajoy y la puesta en escena de Soraya y sus “boys del CNI”, que juega a que observemos imagen a imagen, a ver hasta donde los rebeldes llegan, otros, los indecisos se quedan, y los más aventurados, los prescindibles, se defenestran por una ventana o se caen por una escalera del fuerte de la Generalitat el día menos pensado, cuando haya que limpiar vidrios empañados de humedad o de invisible suciedad en el vacío polvorín que dejaron los que ni siquiera querían ser confederados, con más privilegios de comercio en la reserva “india” europea, más allá de río Conchos que cruza con el modesto caudal del Ter.

Recuerden en esta película de insumisos disfrazados de indígenas con taparrabos catalanistas y del 155 de caballería legionaría, siempre hay un renegado traidor, por lo que no hay que padecer demasiado, dado que siempre es más lento el caballo del malo. The End.


Comparte este artículo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

24 Comments

  1. Yo veo a la independentistas gallitos contra el resto de España….pero sumisos y cobardes en reclamar nada a Pujol….y no me explicaba porqué??? Pero ahora me doy cuenta que lo que tienen es miedo al gran corrupto de Cataluña ….y en vez de verla gran viga que tienen en los ojos …ven la paja en el ajeno… no se merecen ningún respeto hasta que no pidan responsabilidades a quienes les han robado y abandonado

    • Los Catalanes no tienen que pedirle nada a Jordi Pujol,en todo caso lo que debemos pedir es que la justicia española aligerar con ese caso, o sino el principal encausado se les morirá de viejo.Algo similar a lo que está sucediendo con numerosos encausados y testigos de la Gurtel

  2. La mezquindad de ser críticos con el gobierno central pero no serlo con el govern ( igual o más de corrupto, cínico, neoliberal que el otro). Si yo quiero defender mi tierra , ante todo debo ser honesto y ser más crítico con los mios que con el resto. Lo contrario es ser acrítico y cómplice. Los medios de comunicación públicos deberían ser meros mercenarios y actuar como agentes de agitación y propaganda y menos ser la mecha incendiaria para que explote la sociedad y la convivencia y eso es lo que en mi opinión está pasando con TV3.Es incondicional con el Govern y absolutamente acrítica con El Poder que le da de comer. La desautoriza por esta razón y por estar al servicio de 2 millones de catalanes, cuando como medio público debería ser objetiva y plural con el resto de catalanes que también pagamos dicha tele.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*