Advertencias y recetas a tener en cuenta para contrarrestar el impuro mundo del ¨coronavirus¨.

Comparte este artículo

Llamen al virus como quieran, “coronavirus”, covid-19, gripe estacionaria que ya ha dejado de serla y aparece cuando le sale de sus pegajosas y aleatorias ventosas, que atrapan al más débil, le enferman y le “decesan” sin contemplaciones si el neurótico del médico es impaciente y previamente le han inculcado transversalmente que los mayores ya han vivido lo suficiente, máxime cuando sus mínimas respiraciones terminarían de producirse en menos que una enfermera cambie de bata, mascarilla y guantes.

Todo lo cierto es que en esta experiencia que tampoco deja de ser psicopática y más anecdótica si cabe, pues no se esperaba una reacción tan rápida y certera cuando la comunidad científica de forma fulminante empieza a organizarse en grupos de coraje informativo para descubrir que este gran invento de un loco ”espermatozoide virulento y desaprensivo”  mediático, deformado de contenido, de fiebres altas y sospechas que seguro harían intervenir a un fiscal más cercano a la teoría y práctica de que el vampirismo existe en las élites que dominan el mundo, puede transmitir un contenido monstruoso que empieza a envilecer el propio juramento hipocrático, que consiste no llevar ningún otro propósito que el bien y salud de los enfermos, utilizando en este siglo XXI del razonamiento, la claridad para obtener la confianza de los más perjudicados y vulnerables que su única opción es el milagro que aleje al ángel de la muerte.

No obstante a todo lo dicho y sin desear alarmar al personal sobre una posible “indomable pandemia”, algunos médicos y sacerdotes de lo placebo que desde la farmacopea se han juramentado entre ellos, ya sea por evitar en lo posible que muchos influenciables puedan contraer ese virus de regalo a nivel mundial, tan de moda y actualidad clínica y no tan mortal como desean hacernos creer, que se alimenta en el ambiente y se recrudece por mero y caprichoso contagio guarde o no lo haga la distancia y el “bozal” social, así como otros que pudieran estar afectados por cualquier otro significativo y similar apariencia, les vamos a ofrecer una serie de recetas e instrucciones al objeto de evitar el colapso en el sistema de salud, que probablemente ayudarán a quienes no quieran arriesgarse a ir a un hospital y sentirse todavía peor de lo que pudiera parecer que están.

Sobre el “coronavirus” o similares.

Los síntomas aparecen desde el tercer día, después de la infección.

Síntomas del virus

Primera fase:

* Dolor en el cuerpo.

* Dolor en los ojos.

* Dolor de cabeza.

* Vómitos

* Diarrea.

* Secreción o congestión nasal.

* Ojos irritados.

* Ardor al orinar.

* Sensación febril.

* Garganta seca.

Importantísimo contabilizar los días con síntomas: primero, segundo, tercero.

Medicación:

AZITROMICINA, Tome 1 cápsula de 500 mg al día desde el 3er día, para reducir el contagio, disminuir los síntomas y prevenir la neumonía.

(Ojo : La Azitromicina es un antibiótico que sirve para tratar algunas infecciones por bacterias. No es efectiva contra infecciones por virus, como los catarros.)

IVERMECTINA, ayuda a neutralizar el virus, mejor antes que aparezca la fiebre.

No espere a que llegue la fiebre antes de tomar antibióticos.

(Ojo : Un estudio reciente (1) informó que la Ivermectina se utilizó con éxito in vitro para el tratamiento del SARS-CoV-2 en células infectadas experimentalmente y dos publicaciones preimpresas (2,3) sobre estudios clínicos observacionales informaron la aparente utilidad de la Ivermectina para tratar pacientes con COVID-19 que requirieron ventilación mecánica. Sin embargo, ninguno de estos estudios fue revisado por pares ni publicado formalmente y uno de ellos (3) fue retirado posteriormente.)

Atención a la importancia de beber mucho líquido, especialmente agua de manantial con seguridad embotellada, nada de refrescos y bebidas gaseosas.

Importante beber mucha agua para evitar que la garganta se reseque a la vez que ayuda a limpiar sus pulmones.

Segunda fase:

del 4º al 8º día. Inflamatorio

Podría experimentar

* Pérdida de sabor y/o olor.

* Cansancio al mínimo esfuerzo.

* Dolor en el pecho (caja torácica).

* Opresión en el pecho.

* Dolor en la espalda baja (en la región renal).

El virus ataca las terminaciones nerviosas.

Sumamente importante diferenciar entre cansancio y falta de aliento:

La falta de aliento se produciría cuando la persona estando sentada y sin hacer esfuerzo alguno le falta el aire.

El cansancio sería cuando la persona se mueve para hacer algo simple y se siente fatigado.

Esos síntomas descritos anteriormente requieren.

Mucha hidratación y vitamina C

(El virus virus se une al oxígeno, la calidad de la sangre es pobre, con menos oxígeno) un nivel mínimo 90 causa efectos irreparables.)

Si aparece una tos repentina y constante, no confundir con una puntual y nerviosa, un jarabe para la tos, especialmente de acetilcisteína (sobre) tomado  según indicaciones en el prospecto bastará para lograr una mejor sensación de bienestar.

Tercera fase:

Curación: el noveno día puede entrar en la fase de curación, hasta el decimocuarto día que podrá considerarse convalecencia.

No demore el tratamiento, cuanto antes mejor.

Es mejor mantener estas recomendaciones. Prevenir es curar.

Y si decide aislarse en su hogar, no olvide que su comportamiento debe ser parecido al que asumiría en un hospital en grado de interno, sugiriéndole una acción preventiva similar a la que le ofrecerían.

  1. Vitamina C-1000
  2. Vitamina E (E)
  3. Entre las 10 y 11 horas de la mañana, mejor sentado y tomando el sol durante no más de media hora
  4. Harina de huevo una vez.
  5. Mentalizar un descanso obligado sin esforzarse en leer o ver Tv.
  6. Duerme no menos de 8 horas
  7. Beba 1.5 litros de agua diariamente
  8. Evite las comidas frías.

Su sistema inmunológico es es la mejor fortaleza para resistir el ataque invisible del virus.

Mantenga las distancias con sus más allegados y familiares, teniendo presente que el pH del célebre coronavirus varía de 5.5 a 8.5., lo que impone para eliminar las consecuencias es la consumición de alimentos alcalinos gracias a las frutas, considerando las de mayor eficacia: Plátanos Verde, Limón – 9.9 pH Limón amarillo – 8.2 pH Aguacate – 15.6 pH Ajo – 13.2 pH Mango – 8.7 pH Mandarina – 8.5 pH Piña – 12.7 pH Berro – 22.7 pH Naranjas – 9.2 pH

Si sus síntomas coinciden con picazón y sequedad en la garganta, tos seca, alta temperatura, pérdida de olfato y aliento, recuerde como primera medida disuasoria es la preparación de unas infusiones de limón con agua tibia para evitar que el virus llegue a los pulmones y empiece a degenerarse la cadena del sistema, que le impediría tomar las medidas adecuadas descritas anteriormente.

Buena suerte y piense que el peor castigo sanitario comienza cuando existen pruebas impuras y letales que percibidas, no se corrigen cuanto antes evitando otros daños, incluso emocionales.

Y una recomendación final, ante todo y antes de seguir cualquier consejo como el oído, leído y visto en cualquier medio de difusión social, incluido este blog que propaga la información con el deseo de ayudar, consulte sin demora usted a su médico de cabecera y espere pacientemente sin exigir dictámenes concluyentes, pues está claro que éste “perdigonazo” se anima más a ser letal con los más débiles.. ¡ será cobarde el “virunazo” !.

 

 


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*