Alberto Quintana Izaguirre, un autor al alza de libros dimensionados a los hechos, la experiencia acumulada y a una indispensable reflexión

Fingir que leemos es imperdonable, omitir a los autores que hacen viable una lectura interesante y asequible (costearla en papel o descargarla gratuítamente) que enriquece el saber .. es insoportable.

Comparte este artículo

Existen autores de envidiable escritura narrativa, arraigada a todo lo social de sus experiencias, que pasan por el mundo de una literatura recreada en lo empírico como percepción de una realidad y los motivos argumentales que las crean, absteniéndose de censurar la verdad de los hechos absolutos que por razones partidistas quedan ocultos, algo que no sucede con ALBERTO QUINTANA IZAGUIRRE, que representa a uno de esos autores reconocidos que describe con naturalidad el ejercicio de describir lo que ha visto, ve y opina sin reservas, ya sea con la aproximación de datos y referencias de personajes notorios y otros no tan relevantes, que han merecido destacarse por sus vicisitudes políticas, humanistas o dictatoriales.

ALBERTO QUINTANA IZAGUIRRE, pisa con humildad el escenario de la nueva narrativa descriptiva con una ácida pulcritud, corriendo las cortinas que tapan las suposiciones para hacerlas visibles a los lectores, después de un concienzudo estudio serio y pertinaz de recabar hasta el más mínimo detalle, que corroborará el contenido de los capítulos previos a un antes y un después, siempre precipitados en el esclarecimiento de una historia centrada en obtener el máximo interés por averiguar un final hasta el presente.. o un futurible desenlace aplazado en el tiempo.

ALBERTO QUINTANA IZAGUIRRE analiza en profundidad con una metodología de paleontólogo, las huellas que dejan los responsables de los acontecimientos que en geopolítica se cruzan para delimitar los perímetros de las bondades y las adversidades, haciéndolo con sapiencia y una destreza digna de ser entendida por todo el mundo, sin alardear de un verbo retórico y adjetivos mecidos entres otros sinónimos de recreo redaccional, limitándose a tejer un manto de reconocimiento como autor de una nueva concepción de la literatura española, que pasa meridianamente desapercibida sin elogios, pero tampoco sin paliativos para reconocerla como un signo de voluntariosa entrega para hacerla asequible, siempre con garantizada confianza que no desmerecerá bajo ningún concepto el contenido que se espera de unos títulos que gozan de una especial atención de quienes acostumbran a leer.

El Autor : ALBERTO QUINTANA IZAGUIRRE

Madrileño, pero lleva un cuarto de siglo mirando a España desde lejos. Y escribiendo. No es un emigrado económico -que también-, sino que eligió conscientemente situarse en la periferia. Ha residido por años en El SalvadorGuinea Ecuatorial, Namibia, Mozambique, Paraguay o Angola tratando de comprender la vida en esos lugares. O al menos de mirar la realidad desde allí.

Si en el pasado se ganó la vida como terapeuta, documentalista, funcionario o corrector de estilo, lleva ya mucho tiempo dedicado a la cooperación. Ha estudiado ciencias políticas, antropología, trabajo social y otras cosas que tienen poco que ver con los títulos.

Le gustan los libros viejos y le inquietan las personas con certezas.

albertoquintana@hotmail.com

Todos sus libros pueden adquirirse en la red. Y también pueden descargarse gratis. Dicen que eso no es correcto porque pierden su valor. Cuando lo oigo recuerdo a Machado. Todo necio confunde valor y precio. Y también me acuerdo de aquello a lo que León Felipe llamaba el viento; tal vez internet pueda tener algo de eso.

NOVELA : 1.- El Viaje insuficiente

Luanda, septiembre del año 2004. Comienza la temporada de lluvias. Un periodista angoleño recibe el encargo de escribir un artículo sobre las infracciones cometidas por barcos de pesca extranjeros.

La preparación del reportaje le conduce a una trama en cuyos alrededores deambulan entre otros un médico cubano que combatió a las órdenes del General Ochoa y que vive con un hijo adolescente al que no consigue controlar; un diplomático español, homosexual y ex militante de la extrema izquierda, obligado a entregar a su ex mujer la mayor parte del dinero que gana; su amante poderoso y lavacoches; un cónsul veinteañero y ambicioso que es además miembro del movimiento neocatecumenal; un empresario que ha hecho fortuna fácil; una misionera un poco agnóstica a punto de jubilarse que por nada del mundo desea que la envíen de regreso a España; un cooperante con cara de no haber roto nunca un plato; una exguerrillera de la UNITA enferma de cáncer que pretende conseguir un visado para operarse en Sevilla y una estudiante de ojos verdes y costumbres sumamente elásticas.

https://www.bubok.es/libros/11929/EL-VIAJE-INSUFICIENTE-Cincuenta-y-nueve-dias-en-Angola

CARTELES : 2.- La Colada

La colada´ interpreta en clave de humor la realidad política española mostrando el asombroso parecido que existe entre sus protagonistas y determinados personajes de película, no sólo en el físico sino también entre las frases dichas por esos personajes y la actualidad que leemos en los periódicos.

Somos muchos los españoles que estamos horrorizados con nuestros políticos. Este libro nace de ese sentimiento. Y de la fascinación por el cine.  

https://www.bubok.es/libros/242571/La-colada

JUEGO LITERARIO. : 3.- Sostiene Oliveira. Deconstruyendo Rayuela

El autor desmontó miles de frases de Rayuela y las volvió a montar en otro orden. Como si fuese un mecano.

Dar vuelta a los bolsillos y poner las pelusas y otras ideas sobre la mesa… (46) Rayuela. Es una novela que ya no me acuerdo de qué se trataba, pero sé que era un libro inolvidable. (41) Y no precisamente de esos que se leen del principio al final como un niño bueno, (99) sino otra cosa.

Sus páginas contienen muchas posibilidades, del mismo modo como en las páginas 78, 457, 3, 271, 688, 75 y 456 del diccionario de la Academia Española está lo necesario para escribir un cierto endecasílabo de Garcilaso. (71) O como el disparo está ya en la pistola: pero hay que apretar un gatillo y resulta que el dedo está haciendo señas para parar el ómnibus. O algo así. (125)

 Sostiene Oliveira que con algunas de esas páginas se podría construir un grotesco collage que habría que ajustar con vodka y categorías Kantianas. (14)

https://www.bubok.es/libros/16740/Sostiene-Oliveira-Deconstruyendo-Rayuela

ENSAYO : 4.- Brillos y reversos

El mundo es un lugar bastante extraño. O al menos España, El Salvador y Mozambique sí que son sitios un poco raros. Si uno los recorre como cooperante, que tampoco es que sea un modo muy normal de recorrerlos, encuentra un sinfín de cosas sorprendentes.

Ya sabemos que la lucha contra la pobreza, la mejora de la situación de la mujer y la conservación del medio ambiente son estupendos. Vale, eso está claro. Pero si pensamos en por qué le estamos dando tanto dinero público a las ongs hay muchas preguntas que saltan como grillos.

¿Desde cuándo los procesos sociales se construyen a golpe de subvención? Si queremos pagar algo con fondos públicos, ¿por qué no hacer concursos que garanticen su adjudicación a la mejor oferta? ¿Por qué se habla de ellas como “sociedad civil” si no las elige nadie y muy pocas tienen base social? Y si de verdad son un movimiento ciudadano, ¿a cuento de qué han de convertirse en prestadores de servicios? ¿Por qué pagamos con nuestros impuestos servicios en países cuyos ciudadanos acaudalados no pagan impuestos? ¿Por qué se extinguieron los dinosaurios? ¿Por qué se hacen llamar “no gubernamentales” si prácticamente toda su labor la hacen al servicio de alguna administración pública? ¿Queremos de veras que los beneficiarios participen? ¿Y qué va a suceder si otros pueblos no comparten el mensaje político que nuestros proyectos les llevan? Tal vez haya concepciones del mundo diferentes a la nuestra en cuanto al papel de la mujer o a los derechos humanos, ¿las respetaremos o sólo queremos que legitimen lo nuestro? ¿No estaremos mostrando demasiado espectáculo? ¿A qué emprendedor no le gustaría que para empezar un proyecto le dieran el dinero por adelantado y sin arriesgar nada? ¿Pueden los beneficiarios pedirles cuentas? ¿Será razonable que en España las hayamos empujado a multiplicar por diecisiete sus oficinas para poder acceder a los fondos de los diferentes gobiernos autónomos?

Gestionar la construcción de una escuelita en las islas Quirimbas es formidable, pero atribuir a esa actividad potencial alguno de transformación social la mayoría de las veces es de una ingenuidad horrorosa.

Se supone que está bien decir lo que pensamos, porque hará más fácil creer en lo que hacemos (siempre y cuando hagamos lo que decimos). Por eso creo que deberíamos anotar éstas y otras preguntas en un papelito amarillo y dejarlas pegadas a la puerta del frigorífico hasta que alguien las responda. Con un imán en forma de zanahoria. Así no se nos olvidan a ninguno (o a ninguna, para reconciliarnos en lo posible con todos). Y con todas.

https://www.bubok.es/libros/21687/Brillos-y-reversos

POESÍA : 5.- Décimas febriles

Escribir hoy poesía rimada es una reacción visceral contra lo moderno y contra lo inmediato. Contar las sílabas con los dedos está tan pasado de moda que sólo por eso ya constituye un valor.

Pero hay algo más.

Las restricciones formales hacen la escritura más estimulante. ¿Puede ser uno más libre cuanto más se restringe? Para mí es un misterio, pero intuyo que alguna relación ha de tener con el hecho de que resulte más divertido jugar a la pelota en una cancha pintada. Sin reglas los juegos no tienen gracia.

Décimas febriles

Deberíamos reservar el uso de la rima sólo para referirnos al deseo o al paso del tiempo. Sin embargo, ver todo lo que esta crisis se está llevando por delante provoca fiebre y ganas de construir otra cosa con los versos.


Algo que permita utilizarlos como si fueran objetos capaces de romper cristales.

https://www.bubok.es/libros/226825/Decimas-febriles

6.- Recaída

Ajustar lo que se quiere decir a determinados condicionamientos formales constituye -además de un ejercicio de franqueza- un pasatiempo estimulante que ayuda a sobrellevar el desencanto civil.

En cuanto a la poesía, eso es otra cosa.

https://www.bubok.es/libros/232766/Recaida


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*