Antes de intentar cambiar al mundo, exígete reinventarte para intentar lograr no dañarlo más

Comparte este artículo

Si las emociones te traicionan y tus inquietudes no son comprendidas por tu entorno, y no estás segur@ que tu esfuerzo sea imprescindible o suficiente para lograr ser distint@, simplemente te queda la recompensa de seguir la corriente del río o el camino del guerrer@, que no se conformará nunca con estar a merced de quienes juegan con su libre albedrío.


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*