Apoyar una buena y noble causa haitiana, toda vez que lamentar un triste suceso

Comparte este artículo

Hemos querido apoyar a la Liga Haitiana Internacional (LIHAITI) en un Gran Maratón solidario, cuya meta fijada a partir del 1 de julio hasta 31 de agosto 2019, consiste en recoger productos, útiles, herramientas y enseres de oficina para equipar su sede social en Los Alcarrizos (Santo Domingo) República Dominicana, dada la multiplicidad de tareas y gasto añadido a las tramitaciones que oficialmente salen de esas dependencias, a fin y efecto de paliar la demanda de informaciones burocráticas a la que se ve sometido el ciudadano haitiano que carece de protocolos informativos para lograr su puntual residencia en el país hermano.

Desde material de escritorio, vehículos de los que quieran desprenderse, aires acondicionados, computadores, laptops, mobiliario, proyectores, cámaras fotográficas, programas, etc., todo lo que consideren de utilidad para proseguir con una labor humanitaria será bien recibido si se hallan cerca de las dependencias de LIHAITI c/ 31 núm. 11 Barrio 24 de Abril Los Alcarrizos (Santo Domingo – Rep. Dominicana) en un horario de 8.00 AM a 7.30 PM, o bien sea llamando a los teléfonos para indicar su recogida por la dirección que fijen citar : 809 789 1125 / 829 703 8274 / 809 318 4936 .

También se aceptan donaciones dinerarias sin importar el monto que buenamente puedan aportar a la cuenta de BANCO DE RESERVA N/C 96017106610000000000.

El Presidente de la Liga Haitiana Internacional (LIHAITI) – www.lihaiti.org Dr. Ocelouis Celestin, agradece cualquier contribución, ya sea local o externa, en nombre de su equipo ejecutivo y en los numerosos beneficiarios que la aportación estime recibir.

En otro capítulo de sucesos : Hace pocos días hemos tenido que anotar otro hecho lamentable y que no justifica en modo alguno la peligrosidad con la que se cuenta, cuando no hay más remedio que admitirla si se pretende esquivar la responsabilidad o huir de las adversidades que suele conllevar un control policial, sea del lado que fuere y la frontera maléfica en cualquier caso, cuando un vehículo en lamentables condiciones mecánicas y quizá por el nerviosismo del conductor en un aumento de la velocidad por eludir paradas que conllevarían otras penas, derrapa en una acequia y mueren ahogados ll (once) nacionales haitianos en el accidente. Todos iban dentro de un viejo “carro” hacinados, sin respiración, sin poder moverse y con el único documento “legal” que les daba entrada al mausoleo no deseado.

El Dr. Ocelouis Celestin lamentaba el suceso, del que reproducimos un video VID-20190804-WA0070 con link de descarga arriba indicado, rogando y esperando que accidentes tan lamentables nunca más vuelvan a producirse, pues la vida no puede desangrarse en las aguas tenebrosas de un débil destino, y mucho menos cuando se trata de alcanzar cualquier otra quimera para paliar el hambre.

Haití no puede convertirse en el féretro que contenga el dolor de un régimen gubernamental fallido, que obliga a un pueblo a marcarse un rumbo desconocido en busca de trabajo entre el tormento y el éxtasis, recorriendo un éxodo por un camino lleno de espinas o la carretera ignota llena de sorpresas y percances hacía ninguna parte”. Tristes palabras recogidas por el Presidente de Lihaiti, que lanza una llamada de reflexión hacía la comunidad internacional para que intervenga y supervise un cambio de actitud administrativa en el seno político de Haití, convertido en el caos más absoluto y en la justificación de que el diablo posee las llaves de un parlamento infernal, que impide el diálogo que pide y exige un pueblo que reclama cambios inmediatos.


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*