Cuando suenan las trompetas de la rendición, entonces se escuchan los lamentos

Comparte este artículo

.. cuando el 7º de caballería ni la Legión apareció.

Siempre es de esperar. Mientras que gente muere, familias que se desintegran en la huida, niños que lloran cuando el padre no acude al aeropuerto porque ha sido detenido por los “talibán”, y la madre se desespera pues no sabe que rumbo tomar, existen los sinvergüenzas de los gobernantes, presidentes y primeros ministros que cobardemente y en desbandada, cargados de millones de dólares fruto de la corrupción, son los primeros en abandonar su responsabilidad, tomando las de “villadiego de arriba o de abajo”, y muy tranquilos para pasar desapercibidos, primero en Pakistán y después Alá dirá.

Y en esa operación de rescate Margarita Robles, ministra de defensa del Gobierno de España y su jefe el ínclinito sabelotodo, Pedro Sánchez y su farsa, se rasgan ambos las vestiduras, una para decir de que nada han servido 20 años de ocupación internacional y el otro para lamentar que se le hayan acabado las vacaciones veraniegas, para.. imagínense que ahora vengan unos desarrapados y barbudos, al estilo Fidel, y se rían de cómo se las han dado con queso y opio a éstos gringos y europeos que se meten en camisas de once varas, las mismas que utilizarán para fustigar a las hembras que tuvieron vacaciones del burka islámico, creyendo que la odisea y el respeto de los muchos soldados españoles muertos, concretamente 102 de una intervención de más de 27.000 y 4000 millones de euros que se quemaron con humos invisibles, que ni siquiera contribuyeron a una fumata blanca, únicamente han servido para acompañar al recuerdo de los fallecidos en un rictus creíble muy serio de desaprobación por parte de los que realmente sienten, que esas palabras de consolación son más hipócritas de esos continuados brindis al sol.

Y es que señores y señoras mandamases de una Europa que debería empezar por lavarse las legañas, preocuparse más de limpiarse los oídos para dejar que las trompetas que sin malsonancia les dicen, por acá no vengas, peligro de verdad, les hagan reaccionar y tengan una justa consideración de no meterse en líos de faldas, turbantes y fusiles kalashnikov, porque los gringos que siempre pierden en todo lo que amenazan, salvo la corta guerra con España que en diciembre de 1898 con el ignominioso tratado de París, la obligó a conceder la independencia a Cuba para después llenarla de casinos y prostitutas, cediendo Puerto Rico, Filipinas y Guam a los Estados Unidos como compensación y coronar su potencia colonial a partir de ese inicio de siglo.

A ver si se aprende la lección, a fin de no meterse en donde no te llaman, pues bastante hay con la migración subsahariana, que éste desatino, absurdos tipejos que no piensan en nada ni nadie más que en ellos, en su papel de “serenos” y sirenas de la política ibérica, ese si será otro lío del que difícilmente se podrá salir.


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*