Encuentros en la tercera fase

Comparte este artículo

Probablemente se nos acuse de arribistas, alarmistas, derrotistas y conspiradores cuando manifestamos sin reservas que la cultura occidental, pues la oriental en caso privativo por el total desconocimiento que tenemos de su vocación cultural disciplinada y tenaz tenemos de la misma, se desintegra a pasos agigantados cuando observamos que cada uno de los privilegiados que supuestamente éramos, consentimos en seguir soportando a los gobernantes de verborrea fácil que marcan nuestro destino, cuando comprobamos en el día a día que se nos miente y nos manipulan unos “ciudadanos de casta impredecible”, aposentados en sus poltronas para seguir concursando como fatuos y escasamente dinámicos para como según según se dice en España, ser incapaces de agarrar al toro por los cuernos, que dicen velar por nuestro bienestar y nuestra seguridad, cuando la verdad es que solo están para protegerse de sus errores y dictaminar idioteces amparadas en las cápsulas del caos que su propia incompetencia produce, creando con sus plagiados y fingidos sentimientos unos sentidos absurdos contemplados en ordenanzas nada consensuadas, agravadas por una educación malsonante que va más allá del respeto por las libertades del prójimo, amasando una agonía y un estado de inquietud ansiolítica que provocará con toda seguridad más enfermedades mentales que las causadas por el ya bochornoso “coronavirus” del diablo, al que sin duda muchos de esos incompetentes adoran con la excusa de no bajar la guardia para seguir siendo protagonistas del descalabro que dicen y vociferan unas vez tras otra, ser ellos los salvadores de este inframundo que nos han montado desde que el mundo ha claudicado al miedo de un contagio que ni siquiera en los anales de la historia son comparables a los detrimentos de la peste, el “sida”, la gripe mal denominada española y los decesos por cáncer y otras muchísimas patologías que siguen adheridas al equilibrio de la suma y resta de las personas que habitamos esta poblada tierra repleta de vulnerables y desheredados que también se finiquitan por las hambrunas.

Tenemos lo que nos merecemos y hemos perdido las llaves para abrir las puertas de las rebeliones pacíficas, para que esos imbéciles que nos “mandan” y que nos obligan a seguir sus indicaciones, insistan en menospreciar ejemplos de comportamiento cuando las problemáticas de la “pandemia inoportuna”, quizás armada por intereses contradictorios, se tratan de diferente manera, tal es el caso de Suecia por citar un ejemplo, convirtiendo las dudas en argumentos que jamás justificarán el agobio al que nos someten coartando la libertad de expresión y el libre albedrío de las personas cuando se limitan sus derechos, incluso a morir dignamente si el destino ha decidido cerrar la espita de la vida para muchos de los que transitamos con una determinada edad para no creernos que las ranas hablan y no entender que a lo mejor los “chuchos” y otros animales más reptilianos y draconianos son una reencarnación según la mochila que durante nuestra existencia hemos cargado paulatinamente.

Y como todavía tenemos gula informativa vamos a exponer nuestra teoría febril de lo que está sucediendo, que al menos servirá para que nuestros lectores esbocen una sonrisa con la siguiente retahíla de preguntas :

Hay países, incluso de los cercanos al tercer mundo, que se están equipando hasta los dientes con misiles tierra-aire.. ¿ por qué ?.. ¿ han recibido instrucciones ante una amenaza extraterrestre ?. ¿ son ciertas las aseveraciones de medios fidedignos que se han saltado la cuarentena informativa de que estamos siendo observados desde el espacio sideral después de incumplir el tratado de no proliferación de tantas visitas a la “luna”, programas para colonizar “marte” en primera instancia y después otros planetas, dejando la huella que el ser humano mancilla allí donde la deja ?.

¿ se ha creado el virus maléfico para alejar a los visitantes, evitando su reprimenda y poner el cartel de “ go home “.. peligro de contagio y muerte ?.

Ríanse hasta que les duela pero no olviden que para mayores estupideces, si está la es también, están los noticiarios cargados de ordenes y “suplicatorios” que les encanta a estos terribles burlones de gobiernos inmaduros y equidistantes de la realidad, transmitir a todas horas para dejar un vacío en la “gaia” que al parecer poco futuro y cabida tiene en la galaxia, máxime cuando la estamos llenando de satélites para que dependamos más si cabe de la virtualidad subyacente, mientras nuestros derechos se van al estercolero de nuestro subconsciente que no reaccionará como debiera y mucho menos cuando nos dosifican los encuentros entre nosotros mismos y por fases muy premeditadas, para dejar constancia de que muchos de los que nos organizan son además de socio-comunistas unas víboras venenosas que empiezan por “inyectarnos los test” de su amargura y un complejo de inferioridad que enmascaran en los tele-sainetes.

Y como no podría ser de otra forma algunos nos defendemos pensando y elucubrando aunque sea “irracionalmente”, y al que se le ocurra calificarnos de fascistas amén, después de gritarles que salgan de su error con ejemplaridad política resabiada de repetitiva “democrática y progresista”, para que no sean tildados con sincera humildad a los “titulados de las mentiras y el abuso”.. de ser unos grandes hijos de perra que no ven más que el bol de su pienso.


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*