ENTRE LA ELEGANCIA FEMENINA Y EL CLASISMO FEMINISTA EN LA POLÍTICA

Comparte este artículo

En el maremágnum arcaico por haber pertenecido, iniciarse o seguir desempeñando funciones gubernamentales, por citar dos ejemplos que l@s más idiotas del lugar no sería descartable considerarán un pobre extracto de machismo, al referirnos a la diferencia de criterios y soltura de dos mujeres que han estampados comentarios brillantes una, que al concluir la lectura adivinarán y la de perlas cultivadas a su paso político la otra, dejando un reguero de piezas sueltas en sus apreciaciones fatuas para hacerse notar, citaremos a la española Irene Montero (Unidas Podemos) actual Ministra de Igualdad del Gobierno de España y a Margarita Cedeño ex-vicepresidenta del anterior Gobierno de la República Dominicana.

El fin es volver a constatar bajo que premisas y montura se cabalga en la ya arruinada España comparándola con el descalabro y el saber perder con elegancia caribeña dando un ejemplo de educación y no decir bajo presiones sandeces, pues por la boca muere el pez si éste es el talante democrático de quienes dirigen a los “españolos”, habiéndole creado un ministerio “ad hoc” títere para contentar al aliado, toda vez que la deuda del convenio por apoyo crease 23 ministerios en un año que reclamaba austeridad y precaución por el consabido coronavirus, lo que es para ponerse a temblar al escuchar o leer a una mujer más altiva de carácter que la arrogancia que la precede, y el vocabulario disfrazado de progresista, que aplica para querer siempre tener razón y desmentir lo irrebatible, más si se trata de su piedra de toque llamada feminismo on the rocks.

La ministra de Igualdad ibérica hizo unas declaraciones a micrófono cerrado que están siendo utilizadas por la Guardia Civil, para insistir en que el Gobierno de Pedro Sánchez (Psoe) conocía el efecto de la pandemia mucho antes del 8M. Estas son las frases más significativas de esa grabación, reproducida en el prestigioso. ( proceso en la actualidad paralizado ) www.elmundotoday.com

“No lo voy a decir”.. pero lo dijo

“No lo voy a decir porque no lo voy a decir, pero creo que, si no ha venido nadie a la “man”i de este año es porque, joder… ¿Qué más quieren? Ya soy ministra. Misión cumplida. Hasta aquí ha llegado feminismo. Pero claro, ¿cómo voy a decir eso en público? Eso no lo voy a decir”.

“Ir a la maldita manifestación del 8M me daba una pereza que te cagas, porque estábamos haciendo una maratón de El Señor de los Anillos y tuve que dejarlo a la mitad para estar ahí rodeada de… de…. pues de locas”.

“Muac, muac. ¡Un beso ministra! ¿Perdonaaa? Que soy ministra, como me toques te juro que te mato. Ni por el coronavirus ni hostias, que no me toques”.

“A mí que esas [las feministas] me toquen me da un asco que te mueres, tengan o no tengan coronalazo. Basta ya de besos. Y me cogieron al niño y pensé ‘me lo lesbianizan’. Esto no lo voy a decir en público pero es así: si vas a una manifestación de feministas, te vuelves lesbiana”.

“La bajada de cifras del 8M fue debido a que yo ya soy ministra y muchas consideran que ya han logrado sus objetivos, pero yo eso no lo voy a decir”.

“Sí, sí, la homosexualidad es una enfermedad. La derecha tiene razón, pero no lo voy a decir…”

“Las que han ido este año a la mani eran ya las locas. Y tú estás ahí y… bueno. Bueno. Pero claro, eso no lo voy a decir.
Uf, menos mal que esto es muy secreto y no se va a saber nunca, como lo pille la Guardia Civil…” 

“Algunas te dicen ‘hay que asesinar a todos los hombres’ y tú piensas ’tienes toda la razón’. Pero claro, eso no se puede decir en público. Al menos, no por ahora. El plan sí que es matar a todos los hombres más adelante. Pero no estamos en ese momento. El feminismo tiene que aprender a tener paciencia. Hay mucha ilusión por ese planeta utópico en el que bailamos desnudas sobre los cadáveres de millones de hombres, pero faltan aún un par de años para eso”.

“Yo no lo voy a decir, pero los pelos en los sobacos… Algunas se los dejan por orgullo, porque no quedan bien. Y en los hombres, pues tampoco. A Pablo (Iglesias) se los afeito cuando duerme. Luego se despierta y sé que le ha sentado mal, pero se calla porque va de aliado”.

“Claro, la luz roja de la cámara significa ‘apagado’, tiene todo el sentido del mundo. Tienes razón. Menos mal, porque pensaba que estabas grabando y estoy diciendo cosas muy sensibles”.

“Sí, voté a Vox en las Generales”.

A 30/11/2020

La ministra de Igualdad, Irene Montero, se niega a revelar qué funciones desarrollan sus 9 asesores, nombrados todos ‘a dedo’. En una respuesta por escrito en el Congreso, a preguntas de Vox, el Ministerio zanja la cuestión con evasivas: «Las funciones no pueden ser especificadas, pues se trata de funciones de asesoramiento en diversas materias propias. ( la simpleza de una jovencita con pataleta al no admitir dar explicaciones )

Y sin más, pues a los hechos y a las palabras nos remitimos al observar que las diferencias con respecto a la dominicana que habiendo perdido las últimas elecciones, no necesita predicar feminismo barato pues suficiente mujer es para dejarlo claro y sin ambigüedades, sin altanería, mucha educación para no utilizar un lenguaje “barriobajero” y no menos inteligencia, al defender ante todo la constitucionalidad, deber que al parecer se ha olvidado en lo que todavía se conoce como madre patria cuando se intenta venderla por 17 monedas de oro autonómicas y 2 de plata para dos ciudades españolas en tierra africana.

A 30/11/2020

De Margarita Cedeño nunca se dirá que entró en la polémica de las contradicciones, y una verborrea atrevida, insultante falseando opiniones, por lo que únicamente apuntaremos una cita sobre la intervención de la fiscalía en su partido PLD a tenor de los últimos arrestos a ex -responsables por supuesta corrupción permanente, entre los que figuran tres hermanos del anterior Presidente Danilo Medina, alegando : “Cuando la lucha contra la corrupción se convierte en un espectáculo, se pierde la legitimidad”. Gran verdad a nuestro entender, precisamente en que toda la oposición actual esta bajo sospecha, y ella alejada de ser salpicada mantiene su predisposición de mantener una postura colaboradora con la transparencia y una tolerancia cero.

Y cuando las comparaciones podrían resultar odiosas, no hacen falta medirlas dado que no hay color de similitudes entre ambas protagonistas a 6692 km. y 9 horas y pico de vuelo entre Madrid y Santo Domingo.

Margarita María Cedeño Lizardo​, 55 años, tres hij@s, casada con un anterior Presidente de la República Dominicana, Leonel Fernández, ahora fundador del movimiento Fuerza del Pueblo. Es una política y abogada dominicana. Fue la vicepresidenta de la República Dominicana desde el 16 de agosto de 2012 hasta el 16 de agosto de 2020. Fue la primera dama de la República Dominicana desde 2004 hasta 2012. 

Irene María Montero Gil, 32 años, compañera sentimental de Pablo Iglesias Turrión con el que ha tenido 3 hijos. Es una política española, ministra de Igualdad del Gobierno de España desde enero de 2020. Militante de Podemos. Comunista y Psicóloga de escasa dedicación. Ha sido diputada por Madrid en las 4 últimas legislaturas del Congreso de los Diputados. 


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*