Tribunal Supremo español: el lobby bancario siempre gana en el “casino” político

Actos jurídicos documentados, gastos e impuestos en España que han ensombrecido la confianza en la Justicia

Comparte este artículo

Los bancos siempre ganan… mientras pierden los obligados ludópatas

De lo contrario no existirán casinos y trileros. Pensar que la torpeza de unos jueces del Tribunal Supremo puedan haber tenido un desliz por no haber consultado antes de poder judicial a poder ejecutivo, y por ende al lobby bancario conexo que mucho apego tiene al que manda, no dejando al azar sin dejar de recordar que se juega mucho cuando hay elecciones y algunos de los concurrentes no pagan, por lo que no hubiesen admitido jamás dudar sobre a quiénes podrían corresponderles pagar el impuesto de “actos jurídicos documentados” recurrido en defensa de los consumidores, que en un principio de la enmienda decidieron que fuese la entidad bancaria la que hiciese frente al costoso importe y con carácter retroactivo, que según las primeras impresiones se iban al traste las cuentas del sistema de liquidez bancaria sin tener una vaga idea del detrimento sufrido, que exigiría por rabieta un rescate por insolvencia declarada y muy encubierta en otras intenciones políticas adversas.

Hubieron reuniones y pleitos entre todos los miembros envestidos en la negra (black) toga en una improvisada convocatoria en la sala de lo contencioso, arremangándose los manguitos los de la superior justicia de la ciega con la desigual balanza, y sin la mínima especulación de las consecuencias surgidas con la borrasca originada, de lo que podría ocurrir tras el fallo de los expertos tributarios y el rechazo de los colegas insatisfechos e influenciados que defenderían otros intereses a golpe de insinuaciones diabólicas por la precipitada decisión, dándose la vuelta a la tortilla ya quemada o a la ruleta y salió el rojo (red).. de sonrojo en sus caras de acero y seria mirada, motivada por una decisión final consensuada, gracias a un voto útil que suena a conspiración fraudulenta, favoreciendo así a los “ reyes cajeros del euro ” de una España metida cada vez más en una quinta dimensión por la que discurre la nave ofensiva de la venganza, por atacar sin avisar a los que están a un “pasito de dios”, determinando, bajo sorpresa de todos, que sean finalmente los paganos de siempre los que se hagan cargo del tributo correspondiente, dejando que el recurso victorioso se convirtiese en el ejemplo de un renuncio poco convincente, ya que pese a quien pese serán los hipotecados los que sigan siendo los rehenes de lo que un día se convirtió en duda y al día siguiente en un timo, como las cláusulas suelo y las preferentes, lo que ha hecho que la gota de la confianza en la Justicia torticera y maniquea haya colmado el vaso de la desconfianza y la paciencia por parte de la ciudadanía, aprovechando el gobierno de la nación para disfrazarse de “crupier aventajado” para tirar el dado a su antojo y sacar el premio para todos, claro que urgentemente, a partir del próximo viernes, en donde sacarán de la chistera la regla preceptiva convertida en ordenanza para que definitivamente no sean los compradores de viviendas los que asuman y se hagan cargo del “pato glotón” si quieren todos tener la seguridad jurídica que todos demandan, pasando el testigo a la financiera crediticia que asume la deuda y que seguro se lima las uñas esperando un obsequio que aumentará el importe del rédito cuestionado. 

Dicho lo anterior y a expensas de nombrar Pedro Sánchez, sumo sacerdote del milagro benefactor de quienes aspiran a reducir algo el costo de su pretendida vivienda, ordenará a un “agente” independiente que vigile el curso de lo que promete el Presidente socialista, lo que por Ley no haría falta cuidar que para eso están los notarios y las agencias de las haciendas autonómicas, temiéndonos los “narradores y escribidores” de supuestos “bulos” y “fake news”, que nuevos enchufes de más gente se posicionarán para velar y dar testimonio de que el cometido de intención supervisora siempre estará presente.

Por supuesto que los bancos van a aprovechar la desmoralización y ungidos del oro de la alegría que significa el euribor a todo tren, y con la bandera de la ocasional victoria, aunque la misma se tenga que ver nuevamente ondeada o suspendida la medida ante en el Tribunal de Estrasburgo, tiempo dará para aumentar comisiones por todos los gastos que el fiasco haya ocasionado, más un poco de propina por las molestias recibidas, quizás para que la misma sirva para sostenerse dentro de un par de años con una decisión salomónica tal injusta y bochornoso “affaire”, convirtiendo al ” pato en paté ” en menos que canta un gallo, al que le darán, si no deja de cantar, una terrina de “foie gras”, para que sea menos dura la caída cuando deje de ser el rey del gallinero, que despierta al financiero mientras duerme soñando con pagar menos impuestos y lograr algunas subvenciones, que sumadas a las ventas del virtual dinero, a lo mejor llegarán a cubrir una buena parte de lo que a buen seguro tendrán que recompensar a sus clientes más considerados, selectos y prisioneros en una cárcel de papel firmado para largo tiempo, catalogada de condena convenida entre las partes dentro de un complejo contrato, en la que probablemente no harían falta jueces para solucionar lo que ya ha dejado de ser una falta de claridad de la Ley que ha ocasionado un daño irreparable, según el tal Carlos Lesmes Serrano, presidente del Tribunal Supremo y portavoz justificador que debería hacer el gesto de renunciar  hoy 7 de Noviembre 2018, acompañando en el destierro y sin ningún fuero a la política popular María Dolores de Cospedal que lo ha hecho el mismo día por ética y nunca cobardía.

¡ Hurra por los accionistas !, pues este año seguirá subiendo la bolsa algo y se cobrarán dividendos, al menos de momento ellos serán los únicos beneficiados.. de este bochornoso espectáculo en el mundo de la ” Justicia y el Dinero “.

“Un banquero es alguien que te presta un “chubasquero” cuando luce el sol y reclama su devolución al caer la primera gota de agua, argumentando que no es de tu talla”.


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*