España se hunde entre cumpleaños de la princesa Leonor y las filtraciones del ex-comisario Villarejo

Si la Ley no interviene en España, tenemos que pensar que el club de la comedia siga actuando en un circo

Comparte este artículo

¡ Está España mía, está España nuestra !

Demasiadas conmemoraciones tiene España para entretenerse las máximas figuras políticas en ellos, cuando deberían estar legislando lo mucho que falta por arreglar modificando la Constitución y calmando así al viejo león, dejando que los asuntos de Estado se encuentren en un permanente letargo, ya sea por los radicales, separatistas y jueces del tribunal supremo que no se ponen de acuerdo. Socialistas que dudan cuando su secretario general, presidente actual del gobierno se deja chantajear por los independentistas para seguir en el puesto, Populares que se espían entre ellos, creyendo los afiliados, simpatizantes y confundidos que de la corrupción no se escapa ni uno de los que tuvieron cargos y oportunidades para hacerlo, los de Ciudadanos que van a todos lados con la bandera nacional flameada, la catalana y la europea, recibiendo gritos, mecheros y piedras cuando van a Alsasua (Navarra) y algunos de los 75.000 habitantes les siguen por las redes sociales lanzando improperios ante lo que consideran una provocación que los irreconocibles “batasunos” no pueden tolerar bajo ningún aspecto, los de Podemos.. con todo y mucho más, que hacen propio con arrogancia el dicho que dice “a río revuelto ganancia de pescadores” ( con nasa y narices de progresista izquierda ), sin olvidar a los nuevos añadidos al festival que con más Vox que voz se inician como la derecha de adalides que reivindica un pueblo sin raza y un próximo éxito parlamentarismo para dar “caña” en la conciencia de los tímidos e indecisos.

Y mientras ellos, los chupa-vacas ( esos que hablan tanto y se dedican a dar “chupetones” a las ubres de las instituciones ) se lavan la cara todos los días con agua con gas u oxigenada, los condenados a 27 años por asesinar, salen de permiso a los 12 y se les escapan, indeseables padres y abuelos, a los que habría de condenarles a algo parecido a la pena capital, acosan y abusan sexualmente de sus hijas y nietas, dejando que los “narcos” campen por sus irrespetuosos comportamientos con tiros y vendettas mas allá del “chicago” de Gibraltar, y todo lo dicho pormenorizado para recordar que amén de los complicados procesos que duran o se duermen para que nadie se acuerde de ellos, si no fuese por las declaraciones abultadas que se apolillan en los legajos. La Justicia, hay que a volver insistir, requiere de más jueces, fiscales, armas informáticas y una reforma integra del código penal, sustituyendo como sea a los “predicadores” de las influencias y de la letra pequeña que la interpretan a su manera.

España se hunde en un caos propiciatorio si no se transforma el fondo de un pozo en el que pueden crecer más réptiles que ansiosas víctimas por salir del mismo con honor y voluntad de servicio, recordándonos que no hay catadura ni talla política como la de aquellos servidores del pueblo, como el ejemplo de Emilio Castelar y Ripoll, gaditano 1832-1899 político, historiador, periodista, escritor. A los 41 años Presidente del Poder Ejecutivo de la Primera República en 1873-1874, que así decía :

Una vida en que no cae una lágrima es como uno de esos desiertos en que no cae una gota de agua: sólo engendra serpientes.

Así como la libertad moral es el derecho de usar de nuestra propia vida bajo nuestra responsabilidad, la libertad social es el derecho que tienen todos los ciudadanos de obedecer solo a la ley.”

Siempre que la Ley esté inmaculada (solitariosinvisibles.org) 

Tras la desconfianza en el propio criterio, viene la inmoralidad en la vida.” 

.. “ y la Ley debe estar presente para obtener otra lectura de la cita (solitariosinvisibles.org)

Si la Ley no pone en cintura a la política y se deshace de los muchos complejos, admitiendo una separación de poderes como único núcleo para dirimir y redimir, utilizando el axioma del qué quien la hace la paga, con la administración clara, rápida y acorde la pena amoldada y sin fisuras con el délito que se produzca, el Estado de Derecho se funde en un ambiente cada vez más maloliente, y se congela la esperanza de una ciudadanía para tener confianza ciega en la misma.

Y mientras tanto Villarejo, el ex-comisario que pasa unas vacaciones entre supuestas rejas, que lo grabó todo a corta y larga distancia, a fin de protegerse en un momento dado, miembro, probablemente en activo camuflado que nunca querrá retiro alguno, tiene un archivo secreto en las invisibles “cloacas” que harían palidecer, como ya lo está haciendo, no únicamente a María Dolores de Cospedal, sino a los propios justicieros de la política de pacotilla y a los magistrad@s que lo han utilizado y ahora pretenden que cante de plano mirando ellos hacía otro lado, lo que hace que se “encabrone” y filtre con soltura lo que se le antoje, pues para eso él es más chulo que un ocho y lo está demostrando, como hoy se celebra el 13 cumpleaños de la que improbable se convierta en reina de España la jovencita princesa Leonor si las monarquía constitucional queda obsoleta y repudiada, amenazando el “investigador y empresario” con nuevas interferencias entre los protagonistas votados por ese público que somos todos del club de la comedia, entre los que se incluyen al rey emérito Juan Carlos I, supuesto prevaricador y chanchullero comisionista, al que la vida le ha dejado cojo, sin restarle mérito de haber dado trabajo a astilleros, y un auge a la industria de los ferrocarriles de alta velocidad y armamentística española. 

Villarejo, el servidor de la Ley, mañana y cuando lo desee nos sorprenderá con la alergía inestable de una nueva saga de cotilleos perturbables e interesantes entrevistas registradas en su “magnetófono” del siglo XXI, que no van a dejar de ser comentadas en el hemiciclo, que ya empieza a transformarse en un circo, afortunadamente con los leones “quietecitos” en las puertas del Congreso de Diputados.


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*