Hiperventilar el ambiente y evitar serios disgustos en una España que se contagia con todo lo que le echen

Comparte este artículo

En Italia se exige la mascarilla en espacios cerrados, Francia en transportes públicos, colegios y guarderías, Portugal también en transporte público, espacios cerrados, terrazas y restaurantes, Bélgica en el transporte público y en el trabajo si no puede garantizarse la distancia social de seguridad, Alemania en transporte público y centros comerciales, Austria solo en tiendas y centros comerciales, Reino Unido e Irlanda no es obligatorio el uso de la mascarilla, Finlandia tampoco es de cumplida obligatoriedad, aunque se aconseja su utilización, Suecia, Noruega y Dinamarca desaconsejan su uso desde las autoridades sanitarias por creer son más perjudiciales que beneficio pudiese reportar para una vital respiración.

Y en España, cuna de las alarmas infundadas, demostradas alegremente en el día de la mujer ( 8 de marzo 2020 ), después del “gripazo” en todas partes es obligatorio llevar la mascarilla tapando nariz y boca, convirtiéndonos en el único y atemorizado país de Europa que obliga al uso del “bozal” so pena de fuertes sanciones económicas impuestas por no seguir una ciega obediencia gubernamental.


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*