La locura de los muchos incapacitados para gobernar España con sensatez

De la locura a la cobardía, todo se puede concentrar en un paso : Alea Jacta Est

Comparte este artículo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

ALEA JACTA EST

La locura de los muchos incapacitados para gobernar España con sensatezSeguimos con la locura por parte de quienes dirigen los destinos de España, cuando tortuosamente, equivocada y falsamente por ser una “utopía”, y no precisamente de peaje, involucran a la Unión Europea para que elaboren un plan Marshall con varita mágica de 900.000 millones de euros para evitar el éxodo imposible del hambre y el derrame humano desde el continente africano, extendiéndose la idiotez entre quienes son incapaces de matizar, reflexionar y pronosticar la imposibilidad de realizar tal proyecto, cuando lo más lógico sería “suprimir” por la fuerza a quienes obligan a millones de personas a seguir un mantra de viajar más allá de sus fronteras para alcanzar un bienestar, entre otras espúreas razones, que traducido al castellano más auténtico, sería como decir darles facultades a los “tronistas” de allá y los avispados empresarios de aquí, para seguir obteniendo una obra de mano barata sin calificarla de esclavitud todavía, con contrataciones rídiculas y peregrinas en el resto del continente que nos ha visto nacer. 

La locura de los muchos incapacitados para gobernar España con sensatezSe ha invadido Irak por parte de EEUU, se planea conquistar Siria a favor de Rusia y otros yacimientos disgregados de económicos resultados necesarios para Occidente, pero se sigue impasible para determinar que todos tenemos poder para cambiar el statu quo de los tiranos, sin tener que recurrir a un acuerdo como el de las Azores, ni demoler las torres gemelas de New York como justificación para dar un tiro de gracia y solicitar a voces un nuevo orden mundial. Ni siquiera el llanto de un niño en esas zonas peligrosas significa un aviso de mucha precaución para quienes causan dolor, cuando cumpla años y tenga la posibilidd de utilizar un Kalashnikov. 

Y mientras tanto nos dedicamos a buscar “tonto-terrororistas”  para darles pábulo, que se autofinancian y se inmolan en atentados verbeneros por su magna difusión, creyendo absurdamente en la marca Daesh como franquicia y distintivo para realizar indiscriminadamente asesinatos dirigidos a la masas y nunca a figuras estelares que corresponderían a estar en el gremio de los “mandamases” demonios, probablemente por pensar que haciéndolo así, por aquí y por “Ala”, como si se tratase de obtener puntos para comer una hamburguesa en un McDonald´s con las supuestas siete vírgenes que les corresponden a cada uno de los “neo-idiotas”.. en el infierno de su ignorancia, olvidando los rapaces que no dejan de ser peones de otros astutos socio-psicópatas, los mismos que evitan ser molestados por la puerta principal.

¿ Han podido ustedes por mera curiosidad observar que ya poco se habla, se comenta y se trasluce de ese frente islámico que nos iba a traer de cabeza ? ¿ Habrán intervenido los alíenigenas para protegernos ?. Parece un cuento cinematógrafico de Marvel, producido por Netflix, que un día surgió de la nada a la mañana como un cúmulo de entretenimiento masivo para distraer al personal.

La locura de los muchos incapacitados para gobernar España con sensatezSe dice que el 1% de la población mundial está en fase REM maléfico de provocar un holocausto vecinal, en una comunidad, escuela, gran superfície, mientras que el 4 % de los empresarios lo son por el mero hecho de demostrar su poder, ideando cómo deshacerse al más puro estilo Hannibal “Cannibal” Lecter, de un socio, colaborador, abogado traidor, o empleado demasiado reivindicativo al que primero seducir y después demoler con el latigo de la indiferencia y el finiquito menguado cuando de facto se ha hipotecado el afectado más de lo que puede suponer ser capaz y necesario de atender al mes vencido. Y de ahí provienen algunos alarmantes alaridos y suicidos, ya sea en automóvil, ingestión de pastillas para dormir o una descerebrada dosís de cocaina maldita. Éstos también son unos temibles terroristas si lo piensan con detenimiento, que de sobrevivir la solución sería organizar un ejército perfecto para portar uno de esos 75 millones de AK 47 a 534 € por unidad para lanzarse a combatir por piedad a los muchos problemas que hemos indicado en el encabezamiento de este apunte, que a buen seguro continuará. Mientras tanto, paz para muchos, incluso para los malvados, y para otros volver a presuponer que fingen cargar la petaca en el arma, que jamás seguro serán capaces de disparar por la inmoviliad que siempre han demostrado en momentos de trasiego ficticio que altera la mentalidad y la honradez que exige la condición humana, empezando por ser solidarios sin recibir la acostumbrada subvención que pagamos todos con nuestros elevados impuestos de mala costumbre y gana.

La locura de los muchos incapacitados para gobernar España con sensatezY es qué se habla mucho y se hace demasiado poco por parte de los políticos que nos dirigen, a los que les traiciona el subconsciente de su cobardía para hablar con la meridiana claridad que demanda un mundo falto de líderes, que deben dejar sin excusas su egoismo y ambición notoria en su bastión de papel de imagen quemada, cadavérica y perfumada.

No es del todo impredicible que más tarde o más temprano va a suceder algo que nos puede pesar si seguimos fijos y mirada de daltonico en el pesebre que nos han montado, ante la pasividad de la mediocridad que hoy reina y se ceba en discutir sobre masters y otras chorradas que ocupan tiempo inmisericorde de las noticias repetitivas, obviando los problemas que de verdad tiene la ciudadanía cuando cuestiona a esa gente asalariada para dirigirnos y custodiarnos.

Se dejan de cumplir muchos de los preceptos y acuerdos en las retóricas parlamentarias y guiones electorales que están en cartera y en la boca pequeña de los portavoces de los partidos, desafortunadamente sin vigencia pues es el olvido el que se impone en cualquier cerco de preguntas : la inmigración que no cesa, el incremento de sueldos desproporcionados que unilateralmente el Presidente del Gobierno de España aplica a sus ministros y otro personal asignado a dedo, el enchufismo descarado, el aumento de las pensiones, los presupuestos generales del Estado, la eliminación del senado, las diputaciones que cuestan un pastizal, los aforamientos que rayan el escándalo, el fortalecimiento de las fiscalias que se quedan en ascuas con la interminable corrupción, las listas de quienes nos han timado en sus declaraciones de renta y han sido perdonados, el olvido de que los cuerpos y seguridad están para protegernos y deben ser mimados con respeto, y no para desfilar un día La locura de los muchos incapacitados para gobernar España con sensatezde fiesta con sables y trompetas, el estudio geopolítico de las razones perentorias para establecer un estado federal, la financiación transparente de la salud y la educación, el problema catalán que va para largo al igual que el vasco siempre vacío en su vaso sanguíneo, la ocupacion de viviendas ajenas por primates disfrazados de charlatanes humanos a los que no se les puede tocar pero si reprobar a juicio sine die, la ampliación del código penal y la aplicación de penas más duras para quienes cometen actos de pedofilia, siegan vidas tanto en la carretera como los que asesinan a sus iguales y violan a mujeres sin piedad,  y un largo etc., por lo que sin más preámbulos únicamente decir finalmente que ” la suerte está echada ” (Alea Jacta Est). Y si no se hace nada, dejen de lado las noticias y las alertas que damos y ríanse de este comentario intrascendente, siempre les quedarán las historietas de las andanzas de “las manadas” y sus gafas de sol, y el mucho calor que experimenta España, mientras se toman un agua fresca o una cerveza comentando que así el país no puede continuar. Y es qué cada uno y en su globalidad por inercia o dejadez de valorar lo que tiene, llega a la conclusión de que quizás todos seamos iguales ante la oportunidad cuando nos llega la ocasión de convertirnos en autoridad : “perro no come perro“… y mucho menos muerde a su amo, aunque nada de todo lo expresado corresponda a lo peor.


Comparte este artículo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*