Ingeniería Civil es una carrera que requiere de sapiencia, que significa también eficacia y rentabilidad en la obra privada o pública

Comparte este artículo

Andreu Sánchez Ruíz es un profesional de vocación responsable, aunque de notoriedad anónima que poco trasciende, dada su seria templanza y total entrega a la profesión sin excluir la modestia que se le reconoce en cuanto a lo personal de su “curriculum” se refiere, comprometidos rasgos que le caracterizan marcadamente para que la confianza por un trabajo bien hecho sea computado como un condicionante entre las partes que lo convengan.

Sus estudios de Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos se complementan con un Máster de Ingeniería Civil en la Universidad Politécnica de Catalunya en 1998, un certificado de maestría en ingeniería civil en Canadá (WES) (Servicio Mundial de Educación), otro en EE.UU. con Máster NCEES (Consejo Nacional de Examinadores para Ingeniería y Topografía.

Sus amplios conocimientos en el sector le permiten trabajar estrechamente con firmas de reconocido prestigio:

DEPROSOL | VILAURBE | FORTEURBE (Grupo empresarial)

Enero 2014 – Junio 2020

Desarrollo, construcción y promoción de viviendas y apartamentos de bajo costo.

SGS – SOCIÉTÉ GÉNÉRALE DE SURVEILLANCE

Febrero 2008 – Junio 2012

Empresa líder mundial en inspección, verificación, pruebas, certificación y consultoría. Barcelona. España.

EXCOVER S.A.

Octubre 2002 – Noviembre 2007

Empresa constructora dedicada a la obra civil y edificación.

MECANICA DEL SUELO LOSAN | 2PE PILOTES

Marzo 2001 – Septiembre 2002

Empresa especializada en proyectos geotécnicos y trabajos especializados: levantamientos, pilotes, anclajes, micropilotes, etc.

Si tuviésemos que abundar en la cronología de sus realizaciones como ingeniero civil, el perfil profesional de Andreu Sánchez empezaría con una calificación senior con 22 años de experiencia, que podría servir para dar magnas clases en la materia que le ocupa y con la brillante perfección que domina en un trabajo que exige una mayor disciplina de concentración y trabajo de campo, tanto en el desempeño en un diseño acorde a las necesidades de la obra civil, como en la organización in situ y construcción para toda clase de obras públicas, ya sea para la iniciativa privada como multinacionales y privadas.

Su alta formación comienza con la especialización en geotecnia implementada a la vez con desarrollos a escalas multidisciplinares en que lo básico es un estudio preliminar para evitar errores primarios y secundarios en estructuras, carreteras, ferrocarriles, metros aéreos o subterráneos, túneles, prospección de orografías viables, urbanizaciones y edificaciones aisladas, unifamiliares y propiedades horizontales, toda vez que su capacitación se dimensiona en la gestión de un control de equipo entre 5 y 10 personas para que cualquier proyecto, por muy ambicioso que sea se convierta en una realización garantizada en lo que respecta a las competencias principales del sumario aprobado, especialmente a las competencias intervinientes de un director de ingeniería de construcción, jefe de obra, gestión y capacitación de recursos humanos competitivos, redacción de proyectos, gestión de riesgos laborales, presupuestos contrastados, dirección y supervisión de elementos complementarios, soluciones técnicas, geotecnia con nodos de implementaciones básicas, cálculos estructurales, desarrollos en AutoCAD, Civil3D, Excel, Microsoft Projet, ERP, programación Fortran, Visual Basic, a lo que añadiremos a esos conocimientos el empleo de los idiomas español, catalán, portugués, un nivel intermedio de inglés y básico de francés, permitiéndole desarrollar su labor en países de habla hispana (España-República Dominicana) y en Brasil, lugares en donde ha concentrado gran parte de su labor profesional.  

Andreu Sánchez se exige así mismo verificar en persona y sin dar margen a las sorpresas, desde la primera toma de contacto para elaborar un proyecto hasta la última nota que sirva para definir la encomienda, a fin de emitir un certificado aprobado de los planos de ejecución al 100%, procediendo a una realización conexionada, como el ejemplo alabado de una línea de metro en zona urbana a 10 km de recorrido y similitud idéntica por tramos si fuera necesario ampliarla, sin olvidar la participación en la perforación de túneles con tuneladoras EPB, las pantallas de hormigón para la construcción a cielo abierto que correspondan, incluso las reconocidas como falsos túneles y sus bocas de ventilación, aportando como referencias la construcción de 5 nuevas estaciones subterráneas con sistema “cut & cover” en Sabadell (Catalunya), en el que se destinó un presupuesto de 400 millones de euros.

Proyectos de bajo costo asequible dirigidos a un segmento social de pleno empleo.

Como jefe de obra e ingeniero civil ha intervenido en demostrar que en la construcción de carreteras los resultados de calidad pueden ser superiores al 10% de lo esperado tradicionalmente, reconociéndose sus méritos en proyectos geotécnicos como el tren de alta velocidad (AVE) en una distancia complicada de 5 km. superada, y entre otras premisas sus cálculos geotécnicos con programa Plaxis para definir los métodos de excavación más idóneos que permitieron la incuestionable participación de tuneladoras TBM y la concentración de pantallas de hormigón en falso túnel, lo que permitió ahorros comprobables como soluciones alternativas en un concepto de una ingeniería civil actualizada tecnológicamente al mínimo detalle de asimilación, que no admite trastornos, desvíos, demoras y aumentos presupuestarios.

Andreu Sánchez es consciente que el área de la obra pública en muchos países pasa desapercibida mientras exista un camino de tránsito, aunque sea farragoso, tortuoso y peligroso, lo que sin duda implica un atraso en las distancias, comunicaciones y el transporte, que sin intención alguna los gobiernos dejan los presupuestos de envergadura para mejores ocasiones que siempre tardan en llegar, cuando a decir verdad la rentabilidad del comercio y el recorrido de la ciudadanía para llegar a su trabajo, ganaría en cualquier sentido una mayor calidad de vida que enriquecería de orgullo a barrios, pueblos y ciudades de cualquier punto geográfico que aspire a participar en la evolución en este siglo XXI, en el que la vivienda en cualquier escala social se añade de dispositivos electrónicos, mejoras en el entorno residencial, zonas de recreo y descanso, cuando en ocasiones los obstáculos terrestres y una defectuosa planificación impiden llegar con facilidad al hogar, una deficiencia que tampoco se justifica con una deficiente iluminación que ha sido incorporada inadecuadamente a un trazado inexistente.    

andreu.sanchez.ruiz@gmail.com


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*