¿ Intra-confusión vírica o Extra-Amenaza Galáctica

Comparte este artículo

Marco Rubio, un senador de EE.UU por parte de Florida y de origen hispano, espera que la avanzadilla detectada de “objetos voladores plenamente identificados” que se mueven por el espacio cercano a la Tierra con más soltura de lo acostumbrado, sean en verdad extraterrestres y no de procedencia rusa o china, lo que vendría a reafirmar que sin poder ya ocultar el fenómeno que nos deslumbra mentalmente a todos, estaríamos a punto de una próxima revelación por parte de quienes han estado ocultando las consecuencias de una provocada guerra abierta, anónima y silenciosa, que para concluir su amenaza nos lanza una seria advertencia con la implantación sine die de una pandemia virulenta llamada Covid-19.  

Marco Rubio aludía a la seria de incidentes provocados por el indiscreto apósito informativo que nos viene suministrando la prensa en todas sus ramificaciones, que lo único que hacen es dar mayor credibilidad a una anomalía de salvaguarda científica, cuando un virus dentro de la magnitud del segmento infeccioso de una gripe puntual todavía no ha sido controlado por el efecto racimo que se advierte.  En una entrevista del 16 de julio con el periodista de la CBS Jim DeFede, sobre una variedad de temas de trascendental importancia, Rubio añadió:

“Tenemos “cosas” volando sobre nuestras bases militares y lugares donde estamos realizando ejercicios militares y no sabemos qué es y no es nuestro”.

Rubio, sin expresar asombro alguno agregó:

“Francamente, si es algo fuera de este planeta, podría ser mejor que el hecho de que se trate de algún tipo de salto tecnológico alarmante por parte de los chinos o los rusos, o algún otro adversario que les permita realizar este tipo de actividad”.

Existen vídeos que muestran a pilotos de la Marina, que se encuentran con objetos extraños en el cielo. La Marina no ha indicado que los objetos sean extraterrestres, pero tampoco descarta ese hecho. En el momento del lanzamiento, Harry Reid, ex senador de Nevada explicitó que los vídeos solo arañaron la superficie de la investigación de OVNIs del Pentágono, lo que ha motivado la intervención del Comité de Inteligencia del Senado, que actualmente preside Marco Rubio a fin de esclarecer que en efecto, fuerzas extraterrestres están visitando la Tierra, lo que repercutiría en la supremacía de una tecnología más avanzada de naves aeroespaciales de procedencia rusa o china que están corrigiendo la balanza de supervivencia en base a un conflicto que se desarrollará y podría dirimirse en un campo de batalla muy desacostumbrado para los enemigos de siempre.

A partir de estos datos ciertos, que huyen de la falsedad mundial de una pandemia que deja menos muertos que cualquier gripe estacionaria, todo es cuestión de dejar llevarse por las primeras impresiones y ser conscientes que el futuro no podría contemplarse hace no muchos años cuando internet no existía, el wifi era un milagro y los celulares móviles no podían recibir imágenes, y mucho menos fotografiar o filmar una parte de nuestra vida, lo que nos hace sospechar que incrédulos lo ha habido siempre y ahora ha llegado el momento de ser desconfiados, por si el próximo presente que es hoy, ya existe un precio de permanencia humanamente pactado.. el triunfo de la desinformación, pues ¡ oh gran evidencia : aeronaves USA con forma de disco volador con timón de cola tradicional hace algunos años ya surcaban a gran velocidad los espacios a una altura de satélites !, quizá el senador Marco Rubio desconocía esta cierta aclaración, que no debe ponerse en duda sobre que unos, otros y los de más allá se están desafiando, mientras los ciudadanos de a pie nos concentramos en la obligación de ajustarnos la malsana mascarilla, que nos podrá eliminar poco a poco por eshalar nuestros propios vapores contaminados recibidos en la etapa “chemtrails”, de la que hablan poco los perros rabiosos, los gatos envidiosos y los alienígenas curiosos, si los hay.. claro.


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*