La inexistencia de la “equidad” en un país europeo, democrático.. y debilitado de valores que merecen reivindicarse

Equidad
Comparte este artículo

 

Para ejemplo de lo que representa adversamente España en el más puro sentido estricto de la equidad y el respeto para con sus ciudadanos, diremos sin tapujos que somos un verdadero compendio de desfortunios patéticos y atribulado asco, de tal insensatez supina que no existe defensa alguna para opinar lo contrario, máxime cuando aceptamos sin discusión lo que representan nuestras legislaciones con un catálogo abultado de insensible literatura, de paradojas y humillaciones gestadas desordenadamente por nosotros mismos, dado que en nuestra globalidad y conjunto, que es lo que se representa y definiríamos como un “Estado” de todos y para todos, y como leeremos a continuación, es mucho más ventajoso para los terroristas y delincuentes de todo género, porqué aquí si habría que decir que analizando el fondo de la cuestión, las comparaciones suelen ser horriblemente odiosas, tediosas y poco instructivas para una generación que reivindica mucho, pero que carece de entusiasmo  por mantener un firme postura para secundar las reclamaciones.

Somos lo que somos, y nos merecemos lo que tenemos, por la sencilla razón que admitimos los muchos agravios generados por nosotros mismos y no los reprobamos. Así de sencillo y claro.

De motu propio nos conformamos, no nos esforzamos en focalizar los problemas y ni mucho menos buscamos a los responsables que con sus fatuas ideas nos perjudican económica y socialmente, para sacarlos a empujones de sus protegidas madrigueras, para que sean otros los que corrijan tales desaveniencias con más dedicación y valentía.

Cuando utilizamos la EQUIDAD como requisito exigible para sentirnos orgullosos de lo que recibimos por portarnos con decencia frente a nuestros iguales, se hace necesario refrescar la memoria y así permitir que el engranaje de la racionalidad empiece a funcionar libremente :

El término equidad consiste en reconocer la virtud de la justicia del caso en concreto que se pretenda cuestionar y/o dilucidar.

  • Cualidad que mueve a dar a cada uno lo que merece sin exceder o disminuir.
  • Justicia, imparcialidad en un trato o un reparto.
  • Tratar a todos por igual respetando y teniendo en cuenta sus diferencias y cualidades.
  • La “bondadosa templanza habitual”, a la propensión de dejarse guiar por el deber o por la conciencia, más que por la justicia o por la ley escrita.
  • La justicia natural, opuesta a la ley escrita.
  • Una moderación en el precio de los detrimentos causados, o en las condiciones según atesora también la equidad. Segar una vida no debe tener un precio rídiculo, ni siquiera habrá que valorar una cuantía. Encerrar de por vida y enterrar el descuento de la reinserción podría ser una solución.
  • Una disposición del ánimo que mueve a dar a cada uno lo que merece. Este ideal que es muy importante para solidarizarse con la problemática que exponemos, está íntimamente enlazado con el precepto exclusivamente jurídico de los principios del derecho romano, es decir, “dar a cada uno lo suyo”, lo que se merezca o se le niegue por haber traicionado, perjudicado y asesinado.
  • Y repetimos hasta la saciedad : suum cuique tribuere.
  • suum cuique tribuere (dar a cada uno lo suyo)… y sin contemplaciones, ni proferir heridas a quienes velan por las víctimas, lo que nos conduce a la inmediata urgencía de “asestar” un duro golpe a nuestra conciencia, al sentido común de exigir una reparación inexcusable, algo que yace disperso entre nuestros dirigentes, qué está oculto, extinguido, amormado o cínicamente utilizado para impedir ser señalado con el dedo por un Tribuna de Derechos Humanos, al cuál, y sin pretender ser sacrílegos, vistas sus últimas decisiones para con los que causan daño, empezamos a dudar de su competencia, a la espera quizás de que una justicia divina les haga entrar en razón o se produzca un milagro, para que vean y dejen la ceguera bajo el mazo que cierra el caso, o en esa balanza que utilizan para pesar reclamación o daño en la balanza de la Justicia, que más bien nos empieza a parecer desequilibrada e injusta para quienes sufren el síndrome de la “equidad que no contempla lo irreparable”.
  • Todo lo dicho y sin restar un ápice, viene a cuento de que en la red virtual nos estamos encontrando con mensajes de derecho comparado, de lamentaciones y penas que jamás se consumirán, por ello reproducimos a continuación y con libre interpretación del derecho anónimo de autor las siguientes citas :

En la primera no se cita la palabra clave : ASESINO ( Una deferencia del corrector )

DEDICATORIA DE UNA MADRE A LAS MADRES DE LOS PRESOS DE ETA.


Hace poco, las madres de ETARRAS encarcelados, realizaron una manifestación exigiendo los derechos de sus hijos.

Aquí está la respuesta de una madre ciudadana, hacia la madre que protestaba..

DE MADRE A MADRE :

“Vi tu enérgica protesta delante de las cámaras de TV, en la reciente manifestación en favor de la reagrupación de presos y su transferencia a cárceles cercanas a sus familiares, y con mejores prestaciones que las que disfrutan actualmente”.

“Vi cómo te quejabas de la distancia que te separa de tu hijo, y de lo que supone económicamente para tí, ir a visitarle como consecuencia de ese alejamiento en la orografía”.

“Vi también toda la cobertura mediática que dedicaron a dicha manifestación, así como el soporte que tuviste de otras madres en la misma situación y de otras personas que querían ser solidarias contigo, contando además con el apoyo de algunas organizaciones y sindicatos populistas, comisiones pastorales, órganos y entidades en defensa de los derechos humanos, ONGs, etc.etc.”

Yo también soy madre y puedo comprender tu protesta e indignación.
Enorme es la distancia que me separa de mi hijo.

Trabajando mucho y ganando poco, idénticas son las dificultades y los gastos que tengo para visitarlo. Con mucho sacrificio sólo puedo visitarlo los domingos, porque trabajo incluso los sábados para el sustento y educación del resto de mi familia,

Felizmente, también cuento con el apoyo de amigos, familia, etc.
Si aún no me reconoces, yo soy la madre de aquel joven que se dirigía al trabajo, con cuyo salario me ayudaba a criar y mandar a la escuela a sus hermanos menores, y que fue asaltado y herido mortalmente a balazos disparados por tu hijo.

En la próxima visita, cuando tú estés abrazando y besando a tu hijo en la cárcel, yo estaré visitando al mío y depositándole unas flores en su tumba, en el cementerio.

¡Ah! Se me olvidaba: ganando poco y sosteniendo la economía de mi casa, a través de los impuestos que pago, tu hijo seguirá durmiendo en un colchón y comiendo todos los días. O dicho de otro modo: seguiré sosteniendo a tu hijo malhechor.

Ni a mi casa, ni en el cementerio, vino nunca ningún representante de esas entidades (ONGs), que tan solidarias son contigo, para darme apoyo ni dedicarme unas palabras de aliento. Una cruel decepción.

¡Ni siquiera para decirme cuáles son MIS DERECHOS!. Menuda paradoja tiene éste Estado que ofrece más derechos a quienes lo atropellan y lo pervierten con sus actos. 

Firmado : De una madre desolada a otra madre que no conoce la pena de tener a un hijo ausente y para siempre.

Quizás entre todos, algún día y si nos ponemos “farrucos” y “vociferamos” más que ellos, podamos revertir estos valores que existen en nuestro pobre país que se ensombrece por la ausencia de su equidad, donde los delincuentes, ladrones, asesinos, maltratadoresterroristas y corruptos tienen más derechos que los ciudadanos honrados y trabajadores, que sólo desean vivir en paz y hermandad, impidiendo que haya gentuza que de forma cainita se apodera y silencia las voces que pretenden modificar algunos privilegios de quienes nos someten a oler su odiosa podredumbre, contenida en el frasco de una ineptitud que nunca se acaba.

¡ LOS DERECHOS HUMANOS SON.. PARA LOS ‪‬HUMANOS…!

Y como sea que los lúcidos demagogos que nos gobiernan, que ni siquiera sirven para derogar prebendas a quienes no se las merecen, les vamos a ofrecer una GRAN y PORTENTOSA IDEA, que se hace eco entre el clamor por empezar a estudiar ésta y otras muchas necesidades. También en esta ocasión se prescinde de incluir la cita y los derechos de autor.

¡¡ Una gran idea !!

* Colocar a jubilados en las cárceles y los delincuentes en las residencias de ancianos.

De esta manera, nuestros ancianos tendrían acceso a :

* Una ducha todos los días, al ocio, el deporte, la cultura, la educación, la sanidad y la costosa farmacia, además de TV de alta definición y sala para lectura y partidas de juegos de salón.

* Recibirían graciosamente y sin costo alguno sillas de ruedas, prótesis, revisiones de oculista,  gafas, audífonos y taca-tacas de última generación.

* No pagarían por su alojamiento y manutención (desayuno, almuerzo, merienda y cena). Lavandería, peluqueria y pedicura, además de masajes en las flácidas extremidades.

* Tendrían vigilancia contínua, por lo que de inmediato recibirían asistencia de emergencia de precisar la intervención médica.

* Tendrían acceso a una biblioteca, sala de ejercicios, campos de deportes e incluso enseñanza gratuita a distancia y podrían licenciarse como abogados de toga recién planchada.

En cambio los delincuentes tendrían platos fríos y escasos, se quedarían solos y enrejados, recluidos en habitaciones siniestras y muchas compartidas con sujetos peligrosos.

· Las luces se apagarían a las 20:00 hrs.
. Los atiborrarían de sedantes e hipnóticos para que no molestasen.
· Tendrían derecho a un baño a la semana, vivirían en una pequeña habitación compartida…. y por la que tendrían que pagar al menos 1800 € por mes, sin esperanza de salir con vida!

+ De esta forma habría justicia para todos!

*Abuel@:* antes de ir a una residencia, le sale más a cuenta “liquidar”a un político pra ir, si le dejan, a la cárcel  con mucho orgullo, que de no haberlo hecho, no tendría ocasión de disfrutar mejor de sus últimos años de vida.

PIÉNSELO ¡ Advierta que de no modificarse lo que parece irreversible, usted se va a echar al monte y tirar de bastón para dar palos a diestro y siniestro.

 

UN PRESO REPRESENTA UN COSTO PARA EL ESTADO : 7.000 € MENSUALES.

UN JUBILADO 600 €.. Y SE LAS TIENE QUE ARREGLAR COMO PUEDA.

P.D.- Y a tenor de la Ley mordaza, “ésto”, lo manifestado arriba no es un enaltecimiento de la transgresión social a la que supuestamente se invoca, es sencillamente una reproducción de lo que circula, afortundamente.. o no en la red, para seguir sospechando que todavía quedan oportunidades para desatascar el tapón, que nos impide pensar para hallar una pronta solución a este fracasado estado del bienestar, que parece estar mejor diseñado para quienes se pitorrean de los ciudadanos ejemplares. 

 


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*