La invasión silenciosa de Europa a través de la España hospitalaria y generosa

Comparte este artículo

Ya están aquí, llegaron ya.. se está muriendo la.. (parcial letra de una canción de Charles Aznavour) la vieja Europa ” (opinión generalizada) .. o simplemente transformándose en una nueva sociedad más multicultural.. o peligrosa.

Cada vez serán más los intrusos de desarraigo forzado que se cuelen en España, de la que el resto de países de la Unión Europea ya dicen que la Península Ibérica es una puerta sin cerradura, entornada que nunca llega a cerrarse por muchos italianos “Salvini” que aparezcan y lo intenten, ni siquiera por el brusco golpe producido por un fuerte viento.. u oleaje, como podría haber sido por la última e innecesaria distracción de ordenar arbitrariamente el gobierno español en estado de hibernación, y con un costo muy superior al de un pasaje de avión en clase “business” de Iberia, o de autobús, a un buque de la armada a la  “isula di Lampidusa” para recoger a 15 “pasajeros” del Open Arms, navío insignia con bandera de taxi libre con bandera ONG de invisibles tabas, que una vez llegados felizmente a buen puerto, salvados de ser devueltos a sus países de origen, van a celebrar el “crucero” realizado a través del Mediterráneo con la admisión de brazos abiertos y sin pasaportes que los acrediten, para que les pueda ser concedidos a todos ellos, y sin investigar si hay algún delincuente o no, el rango de asilados. Y mientras ésto sucedía, el mismo día de la llegada se colaban por las vallas de Ceuta cerca de trescientos saltadores de obstáculos y por Melilla, sin que pocos lo sepan cincuenta y tanto más agraciados, sin contar las “irreparables pateras esqueléticas” que llegan a las costa andaluzas repletas de “conquistadores” de ambos géneros, en todos los casos con muchos menores varones, identificados como marroquíes, no logrando su objetivo muchos mayores que son devueltos en caliente a la alambrada vecina, sin explicarnos muy bien la casualidad de que haya pocas hembras de “henna” en sus manos en los desembarcos, a excepción de las subsaharianas “preñadas” que desean ser atendidas en su parto en España.

Pensando en la ironía de la ficción más extrema y desconsiderada, y tratando de no ofender a nadie ni herir sus sentimientos, nos imaginamos que aceptando lo inevitable, podrían existir emprendedores resueltos en iniciar cursos dirigidos a los recién “invitados” para obtener el certificado de mayordomos, porteros y vigilantes de propiedades horizontales, casas rurales y vacíos cuarteles de militares, logrando paulatinamente ir abandonando el oficio de manteros, en cualquier caso más baratos que los robots a gran escala de inteligencia artificial estúpida, y así montar una empresa internacional de colocación. En esta cocida y cochina esfera de supervivencia todo es posible.. ¿ no les parece ?, cuando la solución podría hallarse en resolver el éxodo antes de iniciarlo cortando la cola letal del escorpión, que les obliga con amenazas a la triste decisión de desplazarse de sus hogares para alcanzar un destino mejor.

Y como en España al parecer todo lo que se hace es a medias, o por la intervención en la divina comedia de otros protagonistas, hay que retirar todo lo que los demás hayan podido haber hecho algo sensato en materia de impedimentos, como la imprescindible instalación de las concertinas no tan disuasivas en las fronteras africanas, muy indeseadas por la coalición, hoy ministerial en tránsito obligado, encabezada por Grande Marlaska y Margarita Robles, responsables de Interior y Defensa e Interior respectivamente, que le ríen a todas horas las gracias al Presidente Sánchez y su séquito de plañideros/as, a excepción de Josep Borrel, siempre lo diremos, y todavía “chef” el atribulado socialista mandamás en funciones, más preocupado por contener y disimular sus tentáculos de pulpo distraído en el garage del Estado para ser bien visto en Bruselas.

No nos olvidamos de ambos magistrados y ministros citados anteriormente con sus apellidos, que deberían bajarse del vehículo de la conducción del poder creyéndolo absoluto, alguna vez en cuando para apearse y escuchar a las áridas opiniones del pueblo llano, sobre lo que dicen de la invasión silenciosa que invita al escalofrío y a la resta de oportunidades laborales, refiriéndonos a esos ciudadanos compatriotas o emigrantes legales afincados y leales, integrantes de más de los tres millones que están en el paro, por ahora, pues sin ser cenizo, la recesión que llega marcará índices históricos alarmantes y nos aproximará al pensamiento único y crítico, del porqué se han cometido tantos desatinos, cegueras burocráticas, estudios de repercusión social que lo pronosticaban y muchos permisos para apoyar un pie extraño y ser subvencionado con una prótesis social más mejorada que la pensión de un jubilado.

Y así tantos, en vez de concluir este triste episodio de desaciertos por parte de quienes nos administran tan ligeramente, hay errores y gastos que no se comprenden por seguir enarbolando la bandera de que España es la más humanitaria del mundo, en el que se ha creado por su parsimonia la inseguridad que reina sin que los políticos hagan nada por resolverla, pasando el tiempo en aliarse con el más diabólico del hemiciclo o el más tonto del patio de butacas de ese circo de gentes educadas que se rascarían mutuamente la espalda, no reparando ni cuestionando por asomo que lo más temible es la violencia que se genera en la actualidad en las calles por falta de respuesta inteligente, además por ese robo repetido a una abuela o a un turista, como si se tratase de lo más normal dentro de la sordidez de un ambiente crispado y susceptible de verse empeorado, dado que con las leves penas que se aplican, en un momento dado podamos ser pasados a cuchillo.. con afilada hoja de una daga o un cuchillo de cocina, además de la económica en un momento incierto y tembloroso, para producir un lamento final y exclamar “Ay, si lo hubiera sabido”, lo que no servirá de nada para que los muchos “mendas” desagradecidos que campan a ritmo de “bravata” sigan rematando la faena, riéndose del código penal vigente y el temor de los policías, guardias civiles y mossos de escuadra, a que sean éstos las víctimas al poder ser expedientados por defenderse cuando con energía lo han hecho al poner grilletes y utilizar sus artes de defensa, al enfrentarse a unos cada vez más unidos y sectarios organizados grupos de delincuentes que otrora eran conocidos por “menas” ( menores no acompañados ), y no sería apresurado decir que muchos de esos “bastardos” con rehenes familiares más allá del estrecho que nos separa, pudieran obedecer instrucciones de un cónclave alauita chantajista que ni olvida ni perdona, con una obstinación demente en crear el caos, la parálisis neurótica, quizás para reconquistar al-Ándalus como primera victoria después de la derrota morisca y su huida a partir del año 1492 forzando la vuelta a sus tierras islámicas.

Y es aquí, en el párrafo anterior el quid de la cuestión que hay que desvelar, donde empezó la colonización española para la conquista del Nuevo Mundo, por ello hay que pensar y sin estar de acuerdo expresamente con la afirmación siguiente por hallarnos tan solidarios en pleno siglo XXI, que a lo mejor España recoge lo que sembró allende otros mares hace años después de la épica singladura de las resistentes “pateras” La Pinta, La Niña y la Santa María, entiéndase riqueza, cultura y religión intransigente e impuesta, odio, esclavitud, préstamos en la teoría sin mecenazgos, miseria, enfermedades, luchas fratricidas, independencias con sangre derramada dirigidas por propios descendientes de la guerrera “marca ibérica”, por aquello de que todavía persiste el razonamiento, oculto en la membrana oxidada del pensamiento, de que cada español lleva un rey dentro, sin olvidar el refrán de “ a quien a hierro mata, a hierro muere “.

En España se han censado dos millones de musulmanes. El 80 % dispone de pasaporte español o expedido en Marruecos.

En Europa se estiman unos 32 millones, y de continuar el forzado o voluntario éxodo, en el año 2050 pasarán a más de 120 millones de residentes con plenos derechos para secundar sufragios nacionales.

Las instituciones islámicas repartidas en la geografía española ascienden a 3.192 centros.

Escrito lo anterior, ese pudiera ser el retorno al revés de nuestro destino, revolver el pasado para quedarnos como estamos, conformarnos con lo que viene o buscar un Cid Campeador o al francés Carlos Martel, que casi medio siglo antes combatió a las fuerzas musulmanas derrotándolas y expulsándolas sin contemplación alguna, pero jamás contar en este mundo de anarquía premeditada, elaborada por quienes tiran de los hilos, con la añadidura de un Carlomagno, seguramente reencarnado en algún parlanchín asexuado sin “bigotito hitleriano“, todavía guardado en la fresquera para sacarlo llegado el óptimo momento, del que el huido ex-president catalán de pura cepa y envidiada valentía por prudencia de no aparecer como un cómico desertor de la carpa amarilla, el tal Puigdemont podría hablarnos sobre si mismo y hacernos dormir si le convocamos tras padecer un insomnio nacionalista, pues mucho también tendría que decir sobre la financiación, los recursos para vivir con demostrada holgura en el rico pueblo belga de Waterloo, sin omitir las muchas consideraciones y mimos ofrecidos a esos cerca de 180.000 votantes procedentes de Marruecos con DNI auténtico y residentes en Catalunya, ( de los 210.000 que incluyen los que todavía por edad no pueden acudir a las urnas todavía ) que se reafirman y canturrean a la par con los implacables e implícitos “segadors” : “ Antes moros que españoles “.

¿ Antes moros que españoles ?
En Catalunya existen altos intereses relacionados con la filarmónica financiera mundial.
También hay muchos votos musulmanes por añadidura a la propuesta independentista y al desequilibrio de una España rota.

Se esperan millones de personas que querrán llegar a El Dorado Europeo a través de España, probablemente con la venía del rey de Marruecos Mohamed VI, que en absoluto utilizará su barco de 90 millones de Euros para destinarlo como patera de lujo.. para trasladar a sus pobres y necesitados súbditos, a los que se les ofrecerá gratuitamente un curso de natación una ONG catalana (ironizamos).

A continuación, un video del remolcador de la patera para dejarla al pairo y sea avistada por las lanchas de salvamento costero. Ahí queda.. ¿ ustedes piensan a dónde llegará la marea ?.


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*