La ley no es tan ciega para los jueces Españoles, que ven como los políticos intentan corromperla

De justicia es reconocer lo que está bien y debe respaldarse al máximo

Comparte este artículo

De justicia es reconocer lo que está bien

solitariosinvisibles.org recibe diariamente opiniones y denuncias que necesitan contrastarse en honor de siempre evitar perjudicar al destinatario de tales acusaciones o agravios que por su naturaleza nos inhibimos de publicar.

En esta ocasión si consideramos imprimir un reconocimiento generalizado a la inteligente labor que está ejerciendo el Juez Pablo Llarena sobre la acusación de rebelión del ex-presidente Puigdemont, del que Alemania desea desprenderse con la simple acusación de malversación.

Respaldo al Juez Pablo Llarena por la inmensa mayoría de una fiscalía que intenta seguir haciendo su trabajo con total limpieza, que también ha visto la intromisión de Pedro Sánchez para que el presunto “reo en libertad” sea extraditado y prontamente juzgado por un delito menor, algo que hace sospechar que los apoyos para su elección como Presidente del Gobierno de España tuvieron mucho que ver con esa decisión, que no deja de convertirse en una decepcionante injerencia de un solicialista arribado al poder por una moción de censura y facturas contraídas por compras pendientes que abonar a sus “proveedores políticos” de otras castas y partidos.

“Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo”.

Jhon F. Kennedy

Es necesario recordar las palabras de John F. Kennedy en 1962, cuando se vio obligado a intervenir militarmente en el estado de Mississipi frente a la desobediencia del gobernador contra una ley del Tribunal Supremo sobre integración racial.
“Los estadounidenses son libres, en resumen, de estar en desacuerdo con la ley, pero no de desobedecerla. Pues en un gobierno de leyes y no de hombres, ningún hombre, por muy prominente o poderoso que sea, y ninguna turba por más rebelde o turbulenta que sea, tiene derecho a desafiar a un tribunal de justicia.
Si este país llegara al punto en que cualquier hombre o grupo de hombres por la fuerza o la amenaza de la fuerza pudiera desafiar largamente los mandamientos de nuestra corte y nuestra constitución, entonces ninguna ley estaría libre de duda, ningún juez estaría seguro de su mandato, y ningún ciudadano estaría a salvo de sus vecinos”

“Un hombre inteligente es aquel que sabe ser tan inteligente como para contratar gente más inteligente que él”. John F. Kennedy

 

 

 

 

 


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*