La “ otra falsa pandemia ” de la vergüenza mundial – 2ª parte de 4

Comparte este artículo

.. especialmente la europea y otras insaciables coartadas de las desinformaciones “oficiales” para alegrar las constantes de un Caribe enfermo de contradicciones

El Banco Mundial como habitualmente sucede con respecto a mantener sus criterios contra viento y marea, dado que su palabra está avalada por el dios poderoso don dinero, sin prescindir de aquellos palmeros comunicadores a sueldo que no sean para favorecer intereses predominantes de las potencias que lo alimentan, suele mentir sin ningún acaloramiento, pues a toro pasado las estadísticas se suelen manejar a conveniencia y pueden modificarse, atendiendo a la siempre excusa de que la institución no es responsable de los avatares e imprevistos de una economía que puede tener sus contracciones con respecto a otras escaladas competitivas que aparezcan en su teatro de operaciones, como es el apretarse el cinturón en lo dramático de los sistemas occidentales mayormente.. o ponerse tirantes cuando las cosas vayan a mejor, permitiendo vestirse de gala a quienes como países en una encrucijada hayan seguido las normas que procuraban adelgazar sus estructuras públicas, que en definitiva son las que restan deuda y más suman oportunidades para salir de la crisis.

Desde las cornisas del miedo pueden observarse las vacilaciones gubernamentales

Corrobora el Banco de España que el país caerá a una altura sin malla de protección con el 8% de su PIB (Producto Interior Bruto), recalcando que eso perjudicará al 20% de la masa laboral. Nuestras predicciones estiman esa apreciación muy aleatoria y en algo más cercano a añadir de 3 a 4 puntos. Probable sea una nota discordante y agresiva, pero para ser realistas en nuestra afirmación, introducimos a esa economía de escaladas empinadas sin sherpa de socorro (gobierno auténtico hasta las cejas), más que de “escalas representativas y progresistas” en un panel gráfico y alejada de pagar impuestos, que vive a salto de mata y que se agolpa en domicilios anónimos de dormitorios con literas, sin estadísticas que controlen a esos excedentes migratorios que “pellizcan” laboralmente y en desacreditada competencia a los autonómos, amén de las pequeñas empresas, y que son muchos más de los que parecen en las suposiciones gubernamentales, empresariales recomendadas y desvariados sindicales.

Movimiento y Desarrollo de la opinión de que hacen falta dos para encajar un desastre verosímil en el contexto económico


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*