La otra pandemia que viene

Comparte este artículo

  • extensa redacción que para entender hay que leer hasta el final

En España y sin hacer distinciones, salvo las estadísticas y sin hacer preguntas, hoy el paro crece más en las mujeres (8,8%) que en los hombres (7%) en lo que se refiere a quienes se habían insertado en el mundo laboral procedentes de carreras universitarias relacionadas con la ingeniería de sistemas, el software y las telecomunicaciones.

En menor proporcionalidad de empleo (92,4%) y desempleo (4,4%) se encuentran en Ingeniería y Arquitectura, siguiéndoles Ciencias de la Salud con el 91,5% de ocupación y el 4,7% de paro.

Las Ciencias Sociales y Jurídicas se concentran en el 83,9% de su tasa laboral colocada y 9,6% en espera de su oportunidad para ocupar plaza.

La rama de Ciencias se sitúa con el 83,9% en su tasa favorecida con el 10,2% de la precaria.

Artes y Humanidades, disciplinas de las que el 41,2% considera haber sido un error estudiarla, se llega a ocupar el 76,3% y el 13,4% queda varado.

Todo lo anterior se nutre de un estudio analizado en el Instituto Nacional de Estadística (INE) que desgranando los matices, la mejor recomendación para los jóvenes estudiantes sería dirigirlos a la Ingeniería Electrónica que suma el 97,5% de oferta y únicamente el 0,9% que queda en reserva, seguida de Desarrollo, Investigación e Implementación del Software y Aplicaciones Multimedia con un sobresaliente 97,4% de seguridad contratada y el 2,6% de paro, mientras que Ingeniería en Telecomunicaciones llega al 97,1% de condiciones favorables para ser empleado y el 1,6% en dique seco para hacerlo.

Resumiremos a continuación las probabilidades de acceder a un puesto de trabajo y el desempleo generado en las siguientes carreras, a tenor de las actividades descritas anteriormente.

Informática general 96,3% – 2,3%, Ingeniería de computadores 96% – 2,2%, Servicios 96,1% – 3,9%, Ingeniería aeronáutica 96,6% – 1,6%, Ingeniería de Organización Industrial y Nanotecnología 96,7% – 3,3%, Podología 96,9% – 1%, Odontología 96,4% – 3,2%

Y las carreras menos aceptadas por la falta de interés entre la oferta y la demanda, se hallan: Historia del Arte 65%, Filosofía 63,8% que con idéntico porcentaje goza Conservación y Restauración

En cuanto a las autonomías y su población a 1 de enero 2020 y su nivel de captación de profesionales recién salidos de las aulas del progreso de la enseñanza, La Rioja (319.653 habitantes) tiene una tasa de empleo del 91,9% Catalunya (7.609.499 empadronados en la 2ª Comunidad de importancia por este dato) el 90,8%, Navarra (660,887 residentes) con el 90,7%, Madrid  (6.685,471 contando la ciudad y no la Autonomía de las 7 estrellas habitables), 89% y Andalucía (8.460.261 de ciudadanos oficialmente contabilizados) desciende al 78,3%, cifras que en su globalización territorial se añadirían hasta sumar los 46.940.000 aproximadamente de habitantes censados que tuvo España en 2019.

En lo que respecta a los niveles salariales el 61% se fijan las percepciones mensuales entre los 1.000 y 1.999 euros netos, el 15,6% no llegaba a los 1000 euros por contratos de jornada parcial pactada y accesos como becarios, toda vez que el 9,9% sobrepasa los 2.500 euros, dejando constancia clara que la Ingeniería y Arquitectura y Ciencias de la Salud disfrutan de una mayor consideración dineraria, recabando la información para apostillar sin género de dudas que los procedentes de las universidades privadas con máster incluido tienen nóminas más respetables que los surtidos en la pública.

Finalmente añadir que todas las comparaciones crematísticas tienen un origen, lo que nos permite citar que si todo empieza en el salario que recibe un profesor de secundaria en un instituto público es de 2.251 euros mensuales, los catedráticos de universidades se anclan entre los 3.000 y 6.000 euros mensuales. El sueldo de un bombero dependiendo de la comunidad autónoma dónde trabaje percibe similar salario al del docente que empieza a educar al alumnado, el sueldo base de un policía nacional está en 1.200 euros, un camarero en Barcelona en los 1.066 euros con los 924 euros en Madrid, ambas cifras sin contar con el reparto de las propinas, sumando al comentario los 1.050 de salario base medio al mes de un albañil, muchos se preguntarán que las diferencias con los sacrificados estudiosos no se distancian tanto, salvo que los puestos acreditados de los mismos empiecen a ser considerados mandos intermedios y delegados responsables de proyectos e investigaciones, lo que sí marcaría una diferencia considerable.

Dicho lo anterior cabe resaltar qué si merece la inversión plenamente destinada a estudiar y alcanzar el grado de necesario colaborador que si no imprescindible, es considerado para la evolución de la iniciativa privada y pública, únicamente rectificado el término empleado cuando la oferta es superior a la demanda, la recesión económica aparece o es debida a una crisis sanitaria como la padecida en este infructuoso año 2020. 

En cuanto a la considerable atención del salario, que en nuestro caso podríamos titularlo del miedo y agravio, que reciben los políticos, barones, portavoces, alcahuetes del corre, ve y dile, alcaldes y virreyes autonómicos, a los que podríamos complementar con un plus que lo añaden de más por ser integrantes, casi la mayoría, en alguna comisión de servicio e investigación. Únicamente resaltar para no enturbiar y enfadar a los recién titulados, que esa supuesta honorable y digna profesión de velar por las cuitas de los demás conciudadanos, está mejor pagada que cualquier otra al margen de las direcciones y asociativas, presidenciales de las grandes compañías empresariales y las dependientes de los organismos institucionales, lo que ha hecho que muchos estudiantes de derecho de sabia intuición se afilien desde el primer momento de iniciar camino a la abogacía, en algún partido político o chiringuito sin ánimo de lucro, por el momento, empezando a pegar carteles si es necesario para después mezclarse con los veteranos para ir escalando etapas de reconocimiento y peloteo, lo que les hará acceder a una poltrona majestuosa que le dará muchas satisfacciones antes de lo imaginable, pero ese es otro capítulo que merecerá por nuestra parte una muy interesante dedicación, que tendrá mucho que ver con el sometimiento de la ideología, el acatamiento de las ordenanzas del líder con siglas y el vivir de una excelente mamandurria.

El Derecho consiste en tres reglas o principios básicos: vivir honestamente, no dañar a los demás y dar a cada uno lo suyo. “Es el arte de lo bueno y lo equitativo”.

La inteligencia artificial sustituirá al ingeniero con apellidos tradicionales, vinculado a cualquier especialidad, acostumbrado a palmaditas en la espalda o al aumento del sueldo y partícipe de beneficios acordes a su dedicación, salvo la de los arrogantes “sociópatas” de abolengo y obedientes defensores de las leyes “ad hoc – post / alarma”, (con éstos no hay quien pueda), serviles y domesticados para reconducir al rebaño distraído o que creen algunos de los borregos  verse adormilado en conserva.


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*