Las proclamaciones de la mediocridad humana que tiene la posibilidad de gobernar y dirigir los designios de un pueblo, sin duda es un ejemplo de lo poco exigente que es la sociedad catalana

Comparte este artículo

No son los deberes los que quitan a un hombre la independencia : son los compromisos.”
( Cita de Louis de Bonald – Filósofo, político y escritor )

Erase una vez un señor nacido en Blanes (Gerona), de educación jesuita y muy altanera, elegido por la gracia disoluta de unos cuantos indisciplinados de su propio sistema transgresor para suceder a un traicionero que ni siquiera fue “trabucaire” por afición, habiéndose exiliado cobardemente el aludido en un palacete distante a 20 km. de la capital belga, en una población con nombre de batalla que renombrada quedará en la historia, lo que al parecer no sirve para nada, al olvidar que fue la derrota de un Napoleón iluminado por los fogonazos de la artillería de la séptima coalición contraria, que en 1850 al parecer no supo bien medir sus fuerzas, con la misma cautela que hacía y haría calceta en su destierro en la isla de Santa Elena.

Este señor, que cobra un salario sin mecenazgo de la caja útil de la institución oficial embargada, en su calidad de presidente, a lo mejor más interino que ninguno, al parecer desconoce o no, cuando debería ser reprochable, de donde surgen las nóminas para mantener tan decorosamente al grupo de voluntarios exiliados tan cercanos a Waterloo, a no ser que provengan de los presupuestos de la cuenta registradora con sorpresas en la compra-venta de un combinable e indigesto ron catalán de etiqueta muy conocida y popular.

El “elegido” político de ocasión por denominación interna que no popular, tiene la desfachatez de proferir rezos absolutistas en monasterios no budistas, colgar pancartas llamando al desacato desde el balcón de la casa madre catalana, instalar barricadas por sugerencia conseguida a propinas de otros terceros en discordia, colgar lazos amarillos allá por donde vaya, retando y convocando en sus discursos a la desobediencia y a la huelga general por lograr una independencia de ficción, además sin miedo, intentando conseguir el reconocimiento europeo de que él y los patriotas si serían dignos de admirar en el mundo entero, si se reflexionasen sus bravatas como el destino final de que restando es otro signo aritmético que puede transformarse en un sumando.. complicidades, avales y compromisos de negocios para todos quienes estén dispuestos a asumir la aparición desde la chistera de un ilusionista o una llamativa barretina, de un nuevo país en el este de la península ibérica muy parecido por pura semejanza imaginativa a otro del norte, otrora vikingo que con hachas, espadas y escudos de madera llegó antes al sureño río Guadalquivir antes que al Ebro sinuoso y caudaloso, nacido en el Pico Tres Mares (Cantabria) que después de atravesar siete comunidades autónomas españolas desemboca algo más allá de Tortosa (Tarragona), recorriendo 930 km. canalizando su líquido elemento que sirve para lograr estimular la naturaleza, los campos aledaños y una rica flora y fauna, que bien podría alterarse si a los vecinos, en respuesta feroz a otros malestares de eliminar integración en el mapa geográfico, así se les antojase desviar y dejar seca una amistad que ha prevalecido desde la reconquista a los musulmanes.

“Al final todo saldrá bien. Y si no sale bien, entonces es que aún no ha llegado el final”.

¿Por qué es imposible la independencia? Porque para ser independiente habría que ser autosuficiente, y nadie lo es. Nadie puede prescindir de los demás en forma permanente. Necesitamos de los otros, irremediablemente, de muchas y diferentes maneras.” Cita de Jorge Bucay, médico, psicodramaturgo, terapeuta gestáltico y escritor argentino

A este señor, sospechamos que si alguien le ofreciese ser el primero en agarrar un fusil para defender la “honorable” causa del separatismo con sabor a aromas de Montserrat mezclado con alcohol de romero, utilizando un argumento diabólico para lograr una república sesgada de una idea partidista y beneficiosa, se pondría el sujeto, antes de amartillar el arma en manos de un “rinoplástico”, y zumbaría de lo lindo con lo puesto, alforjas incluidas, poniendo pies en polvorosa y siguiendo el mismo cauce helado de su antecesor, lo que no evita que hoy por hoy por darse esa circunstancia que rompería la consigna del pacifismo, siga musitando en su repertorio clásico la misma canción para unos cuantos caciques oportunistas, que esperan turno para devorar las oportunidades de una economía hoy estancada, qué ¡ Oh sorpresa !, en el que aparecería el nuevo banco “Ibex and Pujol” que contribuiría sobradamente para respaldar una inversión crediticia, cosechada, supuestamente todavía, en la corrupción permitida a través de los larguísimos años de tutela de sus 32.108 km.2 precisamente por políticos renombrados de bigotes y seseos, más centrados entonces en no perder el tiempo y obtener el respaldo de su mandato democrático por necesidades de un guión nacionalista dirigido por un virrey que pensaba dejar una dinastía, también distancia y nuevas fronteras.

A tenor de lo comentado, lo más seguro es que después de un fallecimiento inesperado que no deseamos ni alentamos pues hay “show” para rato, exhumasen tiempo después al conspirador financiero de todo este despropósito, el que propagó la peste “porcina” contagiosa de la rebelión para defenderse, y le hiciesen lo mismo que a Franco, darle un paseo en ciclomotor o en helicóptero tras el óbito en fase de disecado y llevarlo a Andorra, enterrándole en un cementerio cercano de un “banco” en donde reposaría satisfecho de su entrega al catalanismo del siglo XXI, sus incursiones financieras y su gran intelecto para negociar incluso lo que le pediría, si tuviese ocasión, a la productora por permitir semejanza casi idéntica en el papel estelar del film “La guerra de las galaxias”, aunque dudamos que todas sus virtudes y errores pudiesen tener cabida escrita en una lápida, ya que al igual de algunos dictadores y piratas, carecería de mausoleo para evitar ser venerado por quienes desean olvidar distrayéndose, dado que con internet, el móvil o la televisión y la radio a ratos no tienen suficiente, después de jugar a la petanca y tomarse una caña.

Y así, después de la sentencia de los encarcelados que pintó bastos en 14 de Octubre de 2019 por sedición en espera de perdón, el “procés” soberanista de Catalunya, que empezó a vomitar plomo sin calibre y sin mancha roja alguna en manifestaciones coloristas en 2012 hasta el 2019, todavía tendrá cuerda hasta dentro de 100 años, en los que todos calvos e invadidos, ya sin demora y sin cambiar de ruta, por las hordas del Magreb y las migraciones subsaharianas. Así que poco quejarse y recomendar a los estilistas y diseñadores que vayan haciendo espacio para que quepan en la “senyera-estelada” independentista una estrella y una media luna blanca.

” En ocasiones los mejores comienzos llegan después de los peores finales “.. siempre que los coletazos de los problemas indirectos no cercenen las relaciones de un proyecto común, que no puede derivarse a un conflicto premeditado por terceros.

Solitarios Invisibles – Un blog apto para todos los públicos, salvo para los imbéciles que pueden contagiar pesimismo e ignorancia.

Última hora : Al parecer estos serán los carteles, chabacanos, bochornosos e insolentes, que se están imprimiendo individualmente para responder a la sentencia de los reos políticos que están en prisión, que han sido juzgados y van a recibir la condena que muy probable sea condonada en indulto. En cuanto a la imagen que publicamos decir, que en nuestro nombre y en el de una gran mayoría de catalanes ¡ NO !. Basta ya de tanta ordinariez consentida entre unos y otros, que están perdiendo un tiempo precioso por no adelantarse a una recesión económica que merece la atención de todos quienes nos representan, sugiriéndoles dejen de pinchar las ruedas del vehículo del progreso retenido y de la paz social que nos amenaza con romperse, por muchos menos de los que dicen les apoyan en esta cruzada de independencias e incompetencias.


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*