Nos están aniquilando poco a poco, y muchos científicos cierran los ojos.

Comparte este artículo

La despoblación crece y las desapariciones crean un evidente precedente.

Y llegan los muertos a raudales, mediáticos claro, hasta el próximo otoño que lo serán certificados y los politicos dirán que nada sabían de este complot mundial por reducir la población mundial, en cuantía mixta y en una estadística controlada para evitar levantamientos sociales cuando ya los hay, todos víctimas a raíz de una mutación gripal conocida por una cepa maléfica del célebre Covid 19, 20, 21 o como a través de los años del miedo lo quieran llamar. Su objetivo es conocido como alcanzar la agenda 2030.

¿Quiénes han tenido tanto poder para contagiarnos ?. No del virus, sino de ese temor convertido en horror. Miserables traficantes del destino humano, probablemente seáis los esbirros de ese maléfico diablo que el dinero construye dando el poder de decidir sobre lo bueno y lo malo, creyendo que sin duda tenéis el don de conceder una licencia al destino, que jamás estuvo en vuestras manos. No tenéis remedio para el Sida, Ébola, Gripe Aviar, MERS-CoV, SARS. Nipah, Fiebre de Marburgo, Fiebre de Crimea-Congo.. y ¿ ahora habéis encontrado la piedra filosofal de la medicina ?. Cretinos.

Me dejo llevar por la música de Simply Red para no desvariar la prudencia de lo que significa el que no hay nadie superior a otro, ni por votación, consenso, consejo ni ninguna autoridad moral que lo crea, dejando la democracia de decidir sobre el libre albedrio que nos empodera por encima de todo. Somos lo que somos, con nuestras deficiencias y rarezas, con nuestra desigualdades, bondades y nuestras equivocaciones que siempre se han discutido de una forma u otra, pero nunca hasta este lamentable y vulgar estado de persuasión en donde el terror y la cobardía se mide por un rasgo de un pinchazo, y por encima de todo de querer persuadir nuestra capacidad de asimilación para inocular vuestra autoridad, que no la tenéis malditos. Y vais a tener que responder los que os habéis sometido a obedecer, mientras que los cerebros instigadores de este despropósito mundial ya os podéis esconder en Marte o en la Luna, porque seguro seréis perseguidos por los descendientes de los “asesinados a conciencia” con esa contribución de una pizca de grafeno, para que la atmósfera 0 termine de una vez con vosotros blasfemos y verdugos de nuestra libertad a decidir por nuestra voluntad y no la vuestra.


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*