RECESIÓN, PANDEMIA Y UNA IDEA DE REGENERACIÓN

Comparte este artículo

Extenso informe que aglutina la expansión de oportunidades y la solución en una frontera que sin ser invisible es franqueable.

Una Interesante propuesta para dinamizar un país y solventar una lacerante irregularidad en la República Dominicana

“El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad.” 
Victor Hugo

Vivimos tiempos difíciles y algunas mentes privilegiadas piensan y con mucha razón compartida, que estamos siendo testigos propiciatorios de una III guerra mundial en la que una recesión económica anunciada en 2018 se ha aliado con la sorpresiva irrupción en 2019 de una malsano virus aéreo que bombardea indiscriminadamente y que ataca la salud física y mental de la humanidad, ocasionando víctimas con una letalidad constante que ha sido llamado científicamente Covid-19, popularmente reseñado como “coronavirus”, que sigue ganando terreno como un “visitante extraterrestre” desconocido por insospechadas estrategias y puntuales oleadas dirigidas a una población desprotegida, frágil, despreocupada y poco disciplinada para combatir a un ejército invisible de inesperadas consecuencias, que aprovecha su avance gracias a la escasa experiencia de gobiernos en esta clase de batallas, sin omitir a los incrédulos y a una apatía generacional que todavía no ha despertado de su letargo que sigue escuchando a modo de “nana” mecida por el todavía sueño del bienestar y el presentimiento de que algún día el enemigo se retirará de la misma forma que llegó, ya sea de forma efímera o a través de las irresponsabilidades de laboratorios inducidos a dar respuesta a una sobrepoblación que acorta la vida del planeta Tierra, mientras los vigilantes que alertan con constancia del peligro y sin medios, contemplan que el cambio climático sigue abatiendo sin pausa las retaguardias de un sistema de compensación que deja que el equilibrio natural se decante hacia un acantilado sin fondo, del que será imposible resurgir si no se toman medidas drásticas para solucionar un problema de magnitud desconocida.

Siempre y a través de la historia se reconoce así, salvo que éste sea el último baluarte de una contienda abocada al fracaso en todos los ámbitos que sean capaces de guillotinar la esperanza, tras un paréntesis de incertidumbre y en este caso lograr una tregua que podría romperse en cualquier momento, otrora se producía un rearme de conciencia para salir adelante y aprovechar otras nuevas oportunidades, que en este dantesco escenario la tecnología y las nuevas ideas jugarían un papel importante, lo que nos compromete a todos a atender con la inteligencia debida tanto a sabios prometedores como a personas ilustradas que portan a la solución, empezando con un compromiso de extender un rosario de programas que no pueden quedar rezagados en ninguna reserva de intenciones, permitiendo que la evolución por el desarrollo goce de un pragmático más concluyente que ficticio.

Por todo lo expuesto anteriormente desde este marco de información vamos a presentar un ejemplo de actuaciones que no puede quedar desapercibido, como tampoco desahuciado en la mente por quienes con autoridad tienen la opción de ponerlo en práctica y persisten en mirar a otro lado, seleccionando las parcialidades más sobresalientes o accesibles para aprovecharlas como el ajeno beneficio de un trabajo exquisitamente desarrollado, tal hacemos la exposición del acreditado Licenciado D. Ángel Osiris Peralta, abogado, notario, humanista, escritor, inventor y ante todo patrio ciudadano dominicano, que con conocimiento y tesón hace una propuesta para solventar un capítulo imperativo y realizable, que debería entenderse como un esfuerzo dimensional importante, que en principio debería entenderse coloquialmente como que es de bien nacidos ser agradecidos cuando existen personas como él, que con perseverancia y dinamismo defienden las reacciones inmediatas para recuperar o establecer nuevos objetivos para dar relieve a la recuperación o la ampliación económica de su país, la siempre entrañable y amistosa República Dominicana.

Tanto la introducción que hoy hacemos en el blog www.solitariosinvisibles.org también la haremos con el fin de ampliar su difusión en www.cetir-info.org, obviamente acompañada de las extensas sugerencias que hace D. Ángel Osiris Peralta, empezando así :

Una propuesta con fundamento constitucional para encabezar un programa de gestión integral dirigida al gobierno de la República Dominicana, y en el que su actual mandatario, el Presidente D. Luis Rodolfo Abinader Corona tendrá conocimiento expreso para el desarrollo socio-económico y cultural de su frontera con la República de Haití, quienes colateralmente recibirán una dotación de prebendas que sin duda limitarán un irregular éxodo y un aumento palpable de una extinguida riqueza, eliminando así la causa de sortilegios sociales que únicamente conducen a ignotas complicaciones no exentas de ser reconducidas por el imperio de la Ley.

INFORME PERALTA  

“La Sección II, que engloba con claridad y rotundidad EL REGIMEN DE SEGURIDAD Y DESARROLLO FRONTERIZO en su Artículo 10, expresa que; ”REGIMEN FRONTERIZO se declara de supremo y permanente interés nacional en cuanto a la seguridad, el desarrollo económico, social y turístico de la zona fronteriza, su integración vial, comunicacional, y productiva, así como la difusión de los valores patrios y culturales del pueblo dominicano”.

El mismo Artículo 10 de la constitución dominicana, en su numeral 1, manda a que los poderes públicos elaboren, ejecuten y prioricen políticas y programas de inversión pública, en obras sociales y de infraestructura para asegurar estos objetivos, dicho numeral establece que: ”los poderes públicos elaborarán, ejecutarán, y priorizarán políticas y programas de inversión pública en obras sociales de infraestructura para asegurar estos objetivos”.

Para dar fiel cumplimiento a lo que manda la constitución, hemos identificados pilares importantes, que bien incidirán para poder lograr el objetivo del Legislador  dominicano, en tal sentido, consideramos el desarrollo de iniciativas o intervenciones factibles, viables y competitivas, que en su conjunto, faciliten al Estado Dominicano, dar fiel cumplimiento a los textos constitucionales ya indicados y a otros como son los artículos;10, 11,14,17,26,29,51,54,56,57,59,61,62,64,65 y 67 de nuestra constitución.

El Artículo 11 de nuestra Constitución, expresa lo siguiente: TRATADO FRONTERIZO.  El uso sostenible y la protección de los ríos fronterizos, el uso de la carretera internacional y la preservación de los bornes fronterizos utilizando puntos geodésicos, se regulan por los principios consagrados en el protocolo de revisión del tratado del año 1936, del Tratado de Frontera de 1929 y el Tratado de Paz, Amistad Perpetua, y Arbitraje de 1929, suscrito con la República de Haití”.

Desde esa perspectiva o punto de vista, y con la plena conciencia de la complejidad del tema dominico-haitiano, luego de haberse trazado los lineamientos estratégicos que normarán estas propuestas, como parte de una gestión Público-privada, nacional e internacional, de aportes a otros pueblos hermanos, sabemos que bien se podrían considerar las metas como ejecutorias, objetivos o misiones siguientes:

Intervenciones socio-económicas:

Desarrollar cuatro (4) polos de desarrollo agrícola, dos en el norte y  dos (2) en el sur, inclusive dos polos de producción agrícola orgánica, en la parte montañosa.

  • Desarrollar cuatro (4) polos de desarrollo turístico, dos ecológicos y dos (2) de sol y arena.
  • Desarrollar un (1) polo de desarrollo de minería ecológica, extracción de oro con métodos amigables al medio ambiente.
  • Desarrollar un (1) polo de desarrollo para la innovación, las tecnologías y las ciencias para el desarrollo.
  • Desarrollar un (1) polo de desarrollo o mega centros de acopios de alimentos, tecnologías, productos y almacenes de mercancías terminadas y para ensamblajes de equipos maquinaria-herramienta inclusive.

Desarrollar un (1) polo de generación de energías renovables, solar, hidrógeno, eólica, y electro imán.

  • Desarrollar un (1)   polo de desarrollo financiero, o zona financiera internacional de la Republica Dominicana, este último con fundamento legal en la Ley No.480-08, sobre Zonas Financieras Internacionales en la republica Dominicana.
  • Desarrollar un (1) polo de desarrollo cultural y artístico.
  • Desarrollar un (1) polo para servicio de salud para retirados y turismo
  •  Desarrollar un (1) polo de desarrollo industrial en el norte de la Frontera.
  • Desarrollar un (1) polo de desarrollo deportivo, donde se practiquen todas las disciplinas deportivas posibles.
  •  Desarrollar un (1) polo de desarrollo educación, priorizando la capacitación técnica, y con una universidad integrada, para  capacitación tecnológica y servicio de educación superior y post-grado.

Creados los dieciocho (18) polos de desarrollo indicados, el país también cambiará,

Requisitos para lograr los objetivos?.

Voluntad política.

Estado facilitador y responsable.

Voto de confianza otorgado a quienes se responsabilicen de las tareas a emprender.

Solidaridad del Congreso Nacional.

Solidaridad empresarial local.

Confianza de la colaboración e inversión exterior.

Integración de la sociedad civil fronteriza.

El plan persigue las metas siguientes:

Creada la plataforma financiera útil y necesaria, indispensable para que sirva de vía o canal del despegue económico por un liderazgo en el Caribe, se fomentará la oferta a las inversiones a corporaciones e identidades empresariales, que redundarán en la siembra de un beneficio en la Frontera Dominico-Haitiana,

Capitales cuyo origen sea, preferiblemente de fuentes diversas, incluyendo las asociaciones empresariales, de capital de riesgo e institucionales religiosas y plenamente lícitas.

Creada la Zona Financiera Internacional de la República Dominicana, (Z.F.I.R.D),  se contarán con recursos adicionales para el desarrollo fronterizo.

Punto de inicio.

Las provincias fronterizas de Dajabón y Montecristi, serán los referentes como punto o plataforma de arranque, de partida o despegue del desarrollo socio-económico de la región del Caribe, con el fin de llegar y llevar productos industrializados, alimentos frescos y productos acabados o semi elaborados con valores agregados, a todos los países de Latinoamérica, no limitándonos geográficamente, los primeros beneficiarios directos serán, los habitantes de la Zonas Fronterizas, desde Pedernales hasta Montecristi, posteriormente y también otros habitantes de las provincias aledañas a las zonas fronterizas : Mao, San Juan, Bahoruco y Barahona.

Con los recursos financieros legales, en la misma frontera, se logrará fomentar la creación de empresas, negocios, industrias, consorcios, procurando proyectos económicos viables a través de incentivos a las pequeñas industrias, con el fin de crear las oportunidades de empleos masivos, para la repercusión social que experimenta la empobrecida Zona Fronteriza.

Incentivado el desarrollo del turismo ecológico en la frontera, e implementando también el turismo religioso, educativo y cultural, científico, y político ético, a todo lo largo de la Zona Fronteriza y por ende al resto del país.

Iniciado un plan masivo de creación de pequeñas y medianas empresas, cooperativas, todas orientadas a estrechar los lazos comunitarios participantes y a los núcleos familiares factibles, añadiendo las iglesias y ministerios cristianos, concilios y confraternidades, iglesias evangélicas, procurando incidir directamente en las problemáticas sociales, logrando con su actividad pastoral reducir la falta de empleos,  la educación y la higiene, la asistencia sanitaria, formación profesional, seguridad ciudadana, y una recomendación laica para ejercer la practicidad de los valores humanos.

Ejecutados los planes de reforestación con frutales, en las montañas y en las cuencas hidrográficas de todos los ríos de la frontera, también se cumple con sensibilidad un mandato constitucional.

Implementando el uso de la tecnología moderna en la producción agrícola, concretamente en las provincias fronterizas del Norte, requerirá inexcusablemente uno de los polos de desarrollo agropecuarios más importantes de la región del Caribe en la República Dominicana, generando bienestar y trabajo en la zona.

Logrando implantar políticas migratorias ejemplarizantes, claras, inhibidas de frustraciones y con sentido humanitario que reclama el orgullo de comportamiento, siempre apegado a la Ley General de Migración, No.285.04, y su Reglamento de aplicación, No.631.11.

Con los anteriores lineamientos Estratégicos, procuramos que las ideas y programas para los distintos planes y proyectos, se enmarquen dentro de una visión caracterizada por un pensamiento de reciprocidad cristiano universal, que a la vez amparará un indisoluble concierto socio-económico.

RESULTADO PREVISIBLE :

La implementación de estas intervenciones en la zona fronteriza, darán como resultado:

Solución a la MIGRACIÓN haitiana, ya que los ciudadanos podrán trabajar en la zona fronteriza sin tener que aventurarse ilegalmente en territorio dominicano, por el contrario, se observará el pleno convencimiento de entender que regresarán a su país atraídos por el desarrollo fronterizo.

Consolidación de una frontera segura.

Dominicanización de la frontera por imperativo legal de la acepción necesaria que la dinámica manifiesta en la zona que le corresponde, incentivando a la ciudadanía local a emprender, desarrollar e integrarse sin más paliativos que la justa correspondencia constitucional que la ampara.

El desarrollo económico de la zona fronteriza, podrá aportar la generación de un número ingente de empleos directos e indirectos en agricultura, turismo, minería, artesanía, tecnología, innovaciones, industrias de envergadura competitiva, y otros sectores productivos que satisfagan los mercados en cuanto a productos, bienes y servicios..

Desarrollo social, es viable, factible y lograble, integrando a la sociedad en los planes de desarrollo social de la frontera.

Desarrollo turístico, la zona fronteriza cuenta con los más bellos y extensos paisajes turísticos tanto en sus límites costeros como en la orografía de sus montes y abruptos parajes, por lo que es viable y factible el desarrollo turístico para el desarrollo sostenible de Montecristi y Pedernales.

Integración vial con la construcción de un autovía internacional, se logrará conectar a Montecristi con Pedernales, a la vez que LA INTEGRACION COMUNICACIONAL en el transporte se posicionará con la construcción de un ferrocarril que facilite el tránsito de personas y producción manufacturada.

Coordinación e interconexión entre la autovía, el ferrocarril y lanzaderas de vehículos transfronterizos e internacionales, permitiendo a sus usuarios que laboren en Dajabón, Montecristi, Mao, Santiago Rodríguez, Elia piñas, Jimaní, Bahoruco, san Juan, disfrutar en su descanso de las bellas playas de Bahía de la Águilas, y viceversa, permitiendo a quienes trabajen en la industria turística en Pedernales, embarcar en un crucero en el puerto Manzanillo y un desplazamiento aéreo en Dajabón.

Implementadas las indicadas propuestas, se alcanzará un privilegio que disfrutarán todos los habitantes de la zonas fronterizas beneficiadas y poblaciones aledañas. Una vez logrado el desarrollo y la dominicanización de la frontera, sin duda se convertirá en un referente solidario de ciudadanos provenientes de cualquier parte del mundo.

La Integración productiva y las industrias propuestas para el desarrollo de la zona fronteriza no se contraerá a ninguna limitación, destacando las citadas además de las que correspondan a la investigación, el I+D+D, las de alto rendimiento agroindustrial, laboratorios y farmacia, turísticas, medio ambientales, ferias y exposiciones sectoriales, energías renovables, mineras, tecnológicas, financieras, universidades, análisis y médicas, energéticas, automovilísticas, cinematográficas, artísticas, etc, dando prioridad de implantación a los capitales locales.

Difusión de los valores patrios, para tal emblemática propuesta se crearán los organismos institucionales públicos y privados necesario para difundir, promover y poner en práctica una cultura patriótica basada en el buen hacer y predisposición del pueblo dominicano. Para reforzar el interés, se premiarán a  artistas de todo signo, promotores, inventores, periodistas, políticos, fundaciones, que habiten o no en el país y que incidan en el desarrollo fronterizo, ya sea desde cualquier región del mundo, utilizando las infraestructuras necesarias a título de palacio de convenciones y otros eventos para éste y otras realizaciones, ya sean teatros, anfiteatros, centros de grabaciones, musicales y audio visuales que sirvan para descubrir y desarrollar el talento dominicano desde la frontera a cualquier otra geografía que aprecie una alternativa destacada.

Promoción de la cultura dominicana en ciclos promocionales y sin dispersión para seguir proyectando la promoción de la frontera, un polo de desarrollo cultural, que vía embajadas, consulados, organismos culturales afines, se canalizará la internacionalización de la cultura tradicional y propiamente emergente en el país como una demostración cualitativa, proponiendo a cantantes, actores y actrices, directores de cine, escritores, deportistas, etc, que como máximos exponentes de su afamada trayectoria contribuyan a dar un impulso de notable trascendencia para los signos afines, que apuestan por conseguir una mayor calidad de vida para la zona fronteriza y el país en sí mismo.

Desarrollo de obras sociales, los niños, niñas y adolescentes, jóvenes en cualquier sentido precoz y protagonistas de un futuro distinto, serán orientados y custodiados como los tesoros de la zona fronteriza, proponiendo acoger a todos los infantes vulnerables que deambulen en la Republica Dominicana en un gran centro instituto escuela para capacitación técnica en áreas a desarrollar y así amoldarse a las nuevas profesiones, y por igual habrá un plan de empleo complementario y aprovechamiento de capacidades para los envejecientes, siendo respetablemente acogidos e integrados al desarrollo fronterizo, alimentando el mensaje a todos quienes intervengan en este plan, para que en su conjunto tengan la participación en el cumplimiento de una verdadera responsabilidad social, efectiva y afectiva, con incentivos desde hasta un 10% de deducciones fiscales, o facilidades coyunturales a tales fines siempre que sus procedencias se mantengan empadronadas en la zona fronteriza.

Desarrollo infraestructuras de apoyo logístico: Se dará prioridad al desarrollo de infraestructuras como la estación marítima de Manzanillo, aeropuerto en Dajabón, escuelas, institutos, centros para las artes, las ciencias, la innovación y las tecnologías, dando prioridad a la capacitación técnica y profesional, para suplir toda la demanda de mano de obra capacitada en las áreas a desarrollar en la zona fronteriza.

Revisión y actualización de los acuerdos bilaterales con la República de Haití : Garantía de paz, colaboración comercial positiva y amistad perpetua, penalizando por ambas partes la intromisión e incitación al odio, haciendo hincapié que la prioridad del desarrollo fronterizo no puede conllevar gestos de injerencia que requerirán un mayor control para formalizar una entrada de nacionales haitianos no documentados.   

Generación de riqueza y su postulación fiscal dentro de un marco transitorio : Sin contemplación de foro que lo impida, compromiso suficiente para la contribución y abono de la deuda pública en República Dominicana, eligiendo como mejor conveniencia sea en el tiempo de carencia y el % de la imposiciones tributarias que no será incluido en el gasto corriente del Estado.

Implementación de todos y cada uno de los recursos para establecer un consenso de participación fiscal, deduciendo contablemente los costes derivados por la conservación, utillaje y nóminas necesarios para que el aprovechamiento de los recursos naturales suministrados por el medio ambiente no lleguen a degradarse, dando especial importancia a la protección de los calificados hídricos en la zona fronteriza.

En resumen, el Plan propiamente explayado en este informe es crear las infraestructuras de ingeniería necesarias a través de un Centro de Estudios Territoriales e Inversiones Rentables para el estudio de los proyectos y programas presentes y futuros, sin dispersión y haciendo que la experiencia de los antecedentes logrados sirvan para secundar y representar bajo una supervisión permanente gubernamental las grandes oportunidades económicas que ofrece la zona fronteriza.

OTRAS VENTAJAS INDISOLUBLES :

  1. Que todos los Proyectos Generarán empleos directos e indirectos, con gran incidencia social en República Dominicana y colateralmente por incidencia favorable a la República de Haití.
  • Que las industrias generen divisas, riqueza, ocupación fija, productos de exportación a gran escala y su derivación para satisfacer el mercado interno.
  • Que se logre el fomento en una primer fase para el desarrollo de la agroindustria sostenible, a todo lo largo de la frontera bajo el mecanismo de la agricultura por cosecha asegurada.
  • Que sea reconocido el impulso como la única alternativa para la creación de una gran zona de acopios de productos manufacturados por las firmas de solvencia locales y/o multinacionales.
  • La creación de una zona industrial mixta se establece dentro de una complejidad útil, práctica y cambiante, adaptada a los derechos y obligaciones de quienes participasen, que obligará a ampliar el espectro de futuros con la indispensable participación de la Ciudad Universitaria Fronteriza Internacional en Dajabón, para la preparación técnico-profesional de mandos gerenciales e intermedios que avalen el funcionamiento de lo proyectado.
  • Que las consideraciones religiosas, políticas, culturales, raciales, no dañen los planes y proyectos que nos traerán el cambio que necesitan las dos Repúblicas fronterizas.
  • Impulsar el desarrollo de la cultura es sinónimo de sapiencia : la práctica de valores de cada líder sujeto a un comité de trabajo supervisor y de cada  allegado a la frontera, consistirá en imponer disciplina e inculcar los valores humanos, como son: la integridad, la moral, la prudencia, el compañerismo, el respeto, la solidaridad, la confraternidad, la gratitud, la verdad, la humildad, la honestidad, la pulcritud, la rendición de cuentas, el optimismo, la disciplina, fundamentados en la dedicación, el amor por lo que se hace, la fe y la esperanza de conseguir en la isla un mundo mejor.

PROPUESTAS PARA LA APLICACIÓN DE LAS LÍNEAS  ESTRATÉGICAS A SEGUIR Y DE LOS PLANES SOCIO-ECONOMICOS A PRIORIZAR

Para el fortalecimiento institucional público y privado, se implementará la creación de un MINISTERIO DE DESARROLLO INTEGRAL Y SOSTENIBLE PARA LA DOMINICANIZACION DE LA FRONTERA. Un ministerio con sus correspondientes vice-DEPARTAMENTOS de responsabilidad auditada y direcciones adjuntas, conjugada con grupos comunitarios, ya que los mismos se harán necesarios para el soporte de los planes aquí planteados,

RELACIONES INSULARES REPÚBLICA DOMINICANA- REPÚBLICA DE HAITÍ  Y LA EMPATÍA NECESARIA DEL CARIBE CON EL MUNDO

La política interna y la geopolítica de alcance debe estar caracterizada por una nueva dinámica, con prioridades bien definidas, debiendo abordar las relaciones bilaterales con Haití, y con el mundo en términos socio-económicos, principalmente con el vecino país, cuestión de gran trascendencia por demostrarse que el citado no vive un proceso de semejantes oportunidades.

RECOMENDACIÓN :

Promover la creación del Ministerio de  Desarrollo  Integral y de la Frontera ya constatado, para concentrar en un solo organismo oficial, las facilidades,  permisos y licencias para el desarrollo de las iniciativas integrales, viables y factibles aquí conjugadas, y poder dar cumplimiento con la voluntad del legislador que debe ratificar la asamblea constituyente.

La propuesta argumentada hace énfasis en la producción en cualquier aspecto que consagre desde la alimentación hasta el equipamiento necesario para obtención de productos de los demás bienes secundarios, ya sea por los máximos interesados o por aquellos que deseen rentabilizar competitivamente sus inversiones.

De esta forma, se logrará, generar riqueza, no hacerlo significará paroxismo y una actitud beligerante por no asumir que los procesos, de no establecerse con coherencia, no frenarán la migración haitiana.

Con el concurso de un equipo triunfador concienciado y un rearme de intenciones por parte de la voluntad política de un gobierno central y los organismos oficiales competentes, sin descartar una participación de la asistencia profesional cualificada, podría considerarse que la invitación a la empresa privada no quedaría desprovista de confianza y seguridad jurídica, impidiendo que la iniciativa fallezca de inanición, considerando que lo transversal en la propuesta no es utópica y si una moneda a revalorizar que elevaría el Producto Interior Bruto de la República Dominicana.

En conclusión, esta es una idea sin ambigüedades estériles, por completar en un plano de reconstrucción y cambio para hacer más país y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos que se contagien de optimismo. El cambiar la situación actual de la Zona Fronteriza debe vislumbrar la atención, el interés, el deseo, la decisión y la acción para sumergirnos en un proyecto de vehemente consideración y respeto por el mismo, haciendo posible que la modernidad de un país no se simplifique en la banal virtualidad quedando arrinconada en lo inimaginable, pues doctores tiene la Iglesia y profetas de las necesidades a resolver están muy cerca para acometer los retos que se nos presentan en este siglo XXI, máxime cuando República Dominicana no puede ni debe sostenerse principalmente con el turismo y una burbuja inmobiliaria todavía por explosionar, que ni mucho menos atiende las rentas propias y el poder adquisitivo medio de quienes visitan la isla con un deseo de habitual residencial

Las oportunidades que ofrece la línea fronteriza es la gran muralla que hay que escalar, recordando a quienes contravengan y se opongan al proyecto por intereses desconocidos y espúreos, que los muros de disuasión nunca tuvieron éxito y si mucho rechazo por la comunidad internacional. La frontera puede convertirse en la gran fortaleza que favorezca la entrada con la legalidad y la permisividad normalizada y la fuga irreversible de aquellos que no sean capaces de entender que la erosión de su conducta en un contencioso para un gobierno sólido y capaz, será irrelevante por mucho que una y otra vez intenten ocasionar con sus actitudes problemas a quienes se presten a contratarles. No aplicar la razón y el convencimiento para lograr la moderación en ambos sentidos es un ejemplo de vejación de funciones, de la que estamos seguros que haciendo uso de la firmeza, templanza y estableciendo las reglas del juego de antemano no habrá necesidad de repetir, pues el Ministerio de Desarrollo que se propone es un bastión que controlará y adecuará un sentido de la convivencia cívica y laboral, una cédula provisional con caducidad renovable y el rol de autenticidad en el sistema de coincidencia biométrica, consiguiendo la fraternidad sin amenazas de expulsión ni corruptelas indeseadas.   

Frenar y revertir los efectos negativos de la migración Haitiana es posible, y debe ser parte del cambio con el desarrollo táctico de la frontera, logrando este otro objetivo que es indispensable para el progreso de una nación en un espacio compartido separado por una única línea de demarcación.

En definitiva este capítulo que todavía debe obtener la luz y el visto bueno, es un ambicioso plan  institucional público-privado, estratégico, elaborado y presentado por el reconocido Lic. Ángel Osiris Peralta, Coordinador Nacional del Movimiento Voluntario Por el Cambio VOC, para poder realizar el trabajo socio-económico, cultural y comunitario, innovador, científico y humanitario, con el que bien se puede recuperar la esperanza y corresponder a la paciencia del pueblo dominicano, ayudando indirectamente al desarrollo del pueblo vecino, con la suficiente armonía y la empatía necesaria entre la República Dominicana y la República de Haití, y para con los pueblos del mundo, principalmente con los miembros del G-20, todos ricos, y desgraciadamente otros pobres.

Afirmamos con rotundidad que sí pueden establecerse a imagen y semejanza de otros paralelismos con la diferencia de la ubicuidad geográfica entre el Atlántico y el mar Caribe, la propuesta de una estrategia diversificada para que el telón de operaciones de una obra de paradigma por resolver se abra con la seguridad de que la función puede tener un éxito mayor del esperado, si en el patio de butacas de quienes deciden su asistencia con el aplauso sincero, exigen una excelente representación a los actores y principalmente a su director.

El equipo dirigido por el alma máter de la iniciativa, refiriéndonos al Lic. Ángel Osiris Peralta, está preparado para organizar un proyecto innovador y gratamente conciliador con el entorno más próximo, que puede catapultar las expectativas hacía un horizonte que va más allá de la belleza paradisíaca de República Dominicana.   


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*