Trato o Truco en la España que se despuebla.. también de ideas

Comparte este artículo

Cuando se hace campaña sin hacer números por parte de un gobierno socialista que intenta por todos los medios perpetuarse en el poder, admitiendo las escaramuzas altisonantes y “belicosas” de revancha y desafío de los comunistas que le sirven de apoyo, intentando arañar más votos a favor de los que pierde por una nefasta y despótica gestión, ya sea logrando y canalizando con sus recién creados ministerios el ardid de facilitar una renta básica mínima para los más necesitados, a los que sin duda hay que ayudar pero en ningún caso financiar con el esfuerzo laboral e impositivo de los demás, se hace necesaria una reflexión como una solución que no puede ser despectiva en ningún caso.

¿ Si no hay trabajo en las grandes ciudades o medios para combatir el supuesto fraude ?.. la propuesta única y definitiva sería aprovechar la llamada para llenar la España vacía, con las familias e individuos/as solitarios de vulnerabilidad demostrada que demostrarían no compartir dos salarios, el beneficiado estatal y el considerado trabajo en negro de toda la vida, facilitando una renta mínima sin humillaciones y complementaria si es preciso, pues vivienda gratuita tendrían, a cambio de restaurar los pueblos, limpiar los bosques, crear cooperativas agrícolas y granjas de animales para el consumo, reanudando un espíritu de progreso real y convivencia más amena y esperanzada, lo que a corto plazo dignificaría la labor con una normalidad aplaudida de crear riqueza por parte de quienes aceptan el trato sin truco, pues los que no lo harían con su rechazo a la oferta social, corresponden sin duda a ese núcleo de sospechosos habituales que jamás han dado un palo al agua.

Y ahora es cuando viene la pregunta incomoda y recalcitrante : ¿ dónde están los políticos para que con un simple argumento iniciar un proyecto común, ejemplar y brillante de recuperación económica entre las más humildes capas sociales ?.. y así todos, derechas, izquierdas, nacionalistas, independentistas, conservadores, sean del bando que sean y que seguro el proyecto expresado está en la mente de sus señorías, incluso de aquellos que únicamente les preocupa ser ocurrentes en alcanzar notoriedad en el hemiciclo, perdiendo un tiempo precioso en tantas estúpidas pamplinas, que no conducen a nada salvo a entristecer el panorama y aumentar impuestos para contentar a unos y molestar a otros.


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*