Urgente llamada al Gobierno dominicano por necesidad educativa

Comparte este artículo

La buena educación es una materia que se examina constantemente, a pesar de los descalabros causados por el lamentable acto de ignorancia de los corruptos y desalmados, que han aprendido muy bien cómo estudiar una endemoniada asignatura, que una vez experimentada ha dejado desaparecidos a maestros, tableros encerados, pupitres, lapiceros y mascotas.

Ocurre con frecuencia que muchos candidatos a llevar las riendas de un país, suelen aparcar o dejar para mejor ocasión determinados análisis inquietantes, cuando llegan finalmente al poder y se encuentran con desbarajustes incomprensibles, como es el caso de no hallar en los cajones del ministerio correspondiente información clara y concluyente, al vislumbrarse en las gavetas, concretamente de la enseñanza pública y formativa, que la documentación facilitada no se asemeja en nada a los resultados de una realidad decepcionante, manifestándose en contrariedad predominante para ser solucionada cuanto antes, que tal promesa incumplida se magnificaba descarada y desordenadamente como una inversión imprescindible, desgraciadamente ficticia y fraudulenta como sería apropiado calificarla, que ha impedido la evolución y la confianza durante años entre el profesorado y el alumnado compuesto de una juventud obligada a soportar con conocimiento y causa el esfuerzo progresista de una colectividad que de ningún modo puede seguir permaneciendo ignorante.

El que abre la puerta de una escuela, abre las ventanas para sanear la ignorancia” Angel Osiris Peralta

Dicho lo anterior no es ni más ni menos que el descubrimiento de un grifo por el que cada caudal de 100 pesos dominicanos se llegaban a desperdiciar buena parte de los 20,40 pesos, lo que hace sospechar que supuesta y probablemente existía una fuente que surtía en ánforas de arcilla que casualmente se caían y rompían, o bien se distraían para no hacerlas llegar totalmente para sufragar el gasto para el que estaban destinadas, de lo que hace sospechar, al menos en lo que hacen referencia a la República Dominicana, que determinadas partidas se esfumaban tras una lluvia que diluía lo adulterado desde el más profundo pozo para saciar la sed de una supuesta corrupción que bien merecería una investigación en profundidad.

Al margen del párrafo de la indignación explayada arriba, que ruboriza a quienes de la queja hacen un lamento para subsanar la aritmética del perjuicio causado, existen personas como la del licenciado abogado y notario Ángel Osiris Peralta, uno de los artífices creativos y muy respetado en los círculos de opinión sociales, que contribuyó con éxito a la candidatura del actual presidente electo Luis Abinader a través del movimiento cívico “Voluntarios para el Cambio”, que de ningún modo se resignan a que su patria quede exenta de su desarrollo en todos los ámbitos y que pudieran entrever un freno para no contemplar que la educación pudiera sufrir un deterioro mayor del que hay, ya sea desde la necesidad de guarderías, desde la enseñanza primaria personal, incluso a distancia, hasta los demás grados que conduzcan a la orientación profesional en todos los sectores productivos, sin olvidar el maravilloso mundo científico que tanta falta hace en las actuales circunstancias de crisis sanitaria.

El modelo de una educación que por obligatoriedad de asistencia deberá ser gratuita, hasta la colaboración de la empresa privada aportando su granito de arena por la subvención de becas, harán sin duda salir de una trampa histórica de que la que se ha sido parte y víctima, sigue añadiendo en la entrevista el licenciado Ángel Osiris Peralta, mucho más para los desarraigados y vulnerables, mientras que los que después por abandono escolar, razonado casi siempre por motivos económicos, falta de orientación autónoma, conocer las ventajas e inconvenientes del largo camino de los emprendedores, y una carencia de oportunidades laborales por simple desconocimiento de que existe una oferta humana superior a la demanda al tratarse de empleos precarios y escasamente retribuidos, no puede representar un obstáculo para que los intereses de una consigna esclavista siga campando a sus anchas por la bella y maltratada en tal sentido República Dominicana, lo que exige sin más dilación hallar fórmulas para que sin olvidar las causas de un detrimento en lo básico de la cultura, iniciar un proceso de renovación de las actuales estructuras académicas controladas por comités de responsabilidad grupal en todos y en cada uno de los centros escolares, o lo que es decir, separar al infiltrado ignorante y darle la oportunidad de enmendarse en otras vías de elemental consideración, a la vez que apoyar y valorar en su justa medida a quienes dominan la capacidad de transmitir sapiencia y esperanza por contribuir a hacer más país en el día a día.

No hay riqueza mayor como el conocimiento básico para seguir estudiando y llegar a donde se pretenda. De igual manera hay una gran desilusión cuando la pobreza es un impedimento lamentable, que se encerrará por siempre en una oscura jaula por aquellos carceleros que no tienen intención alguna de abrirla.. para salir de la sufrida ignorancia. Ángel Osiris Peralta

En la globalización, el paradigma es el modo conceptual que como ejemplo será el punto de partida para que las nuevas generaciones de dominicanos/as sepan que si no se está en disposición de aprender, nadie le podrá ayudar. Y si lo está, nadie le podrá detener para llegado el momento triunfar, en lo que se proponga en primera persona con los derechos y libertades fundamentales, para que el futuro de todos sea más brillante, y a la vez respalde la senda de los que vienen detrás a recorrer el mismo tramo que se emprendió y así seguir socorriendo a los demás. Eso es orgullo y tradición de un nuevo espíritu, que renace con la colaboración de un gobierno potente y sin prejuicios con la ayuda estimable de los administrados que en esa condición lo serán desde su infancia, que formarán la base de una construcción sólida en donde se alojarán las ideas para elevar una pirámide en la que desde su cúspide iluminará a todo un pueblo, que ahora desea desprenderse tanto de su falta de recursos como el no tener unos mínimos conocimientos para entender que no hay solución si se sigue obviando el problema. A juicio de muchos partidarios de las inquietudes de D. Ángel Osiris Peralta, coinciden plenamente con su llamada a despertar el instinto de creer en lo sustancial de una educación sin cortapisas, que seguro no lo será todo en la vida, pero si el 50% de la equivalencia de las oportunidades en la misma.


Comparte este artículo

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*